Por temor, la gente no ofrece información de las fosas clandestinas: Mario Vergara

Siguen las labores de la Brigada de Búsqueda de Desaparecidos en ese municipio de la zona Norte

Entre 200 y 350 familias han sido afectadas por la violencia que generan los grupos del crimen organizado en los municipios de Iguala y Huitzuco, en los últimos años, lo que genera un ambiente de temor entre la población e impide obtener información sobre la ubicación de fosas clandestinas, consideran integrantes de la Cuarta Brigada Nacional de Búsqueda de Desaparecidos.
En su tercer día de actividades de búsqueda de personas desaparecidas en fosas clandestinas en este municipio, los miembros de esa brigada estuvieron en la zona oriente, en los límites con la comunidad de Tecolotla y Pololcingo, en lo que se llama un punto trino, en un predio cercado que se utiliza para la siembra de maíz y otro que no tiene utilidad, pero que sólo está cercado por un tecorral de piedras.
Hasta ese lugar llegaron unos 50 integrantes de esa Brigada, resguardados por agentes de la Policía Federal y de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la República, observadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y activistas.
En esos dos predios se llegó por una solicitud de una familia que vive en la zona que tiene a una persona desaparecida y que de acuerdo a su testimonio está sepultada de manera clandestina en ese sitio.
En esa zona, primero se desplegaron de forma operativa con picos palas, banderas para señalizar, barretas, machetes, que estuvieron a la espera que ‘Booble’ y ‘Zico’, dos perros entrenados por la Policía Federal para detectar fosas clandestinas, hicieran su trabajo.
Los dos perros olfatearon la zona durante casi una hora y señalaron cuatro puntos en específico de un predio en donde trabajaron las cuadrillas de familiares y voluntarios de esta Cuarta Brigada, y posteriormente se desplegaron las actividades para explorar en esas zonas señaladas.
En este sitio, el coordinador de los activistas en Guerrero de esta Cuarta Brigada, Mario Vergara Hernández, explicó que están “tratando de usar todas las herramientas, primero los perros especializados en este tema y luego las familias para trabajar”.
Dijo que estos tres días de trabajo “han sido muy buenos, la sociedad ha estado mandando muchos recados” con información de lugares “donde podemos encontrar cuerpos, pero por el miedo que existe de las personas no nos señalan aquí están y tenemos que buscar acá”.
Explicó que previo a la jornada de este miércoles “venimos a esta colonia que anduvimos caminando, llegamos a una tienda donde nos dijeron que tienen un familiar desaparecido y nos dio a conocer este punto”.
Indicó que de manera paralela han estado “trabajando en escuelas y una intervención comunitaria, es un espacio donde nos van a recibir con comida y gente de la comunidad, habrá intercambio explicando el trabajo de la brigada; el objetivo es platicar con la gente y puedan facilitar datos para poder encontrar desaparecidos, es un mensaje de construir paz, que sólo buscamos encontrar a nuestros familiares y que no venimos a pelear, no venimos armados, las familias solo buscamos a nuestros familiares”.
Mario Vergara aseveró que como colectivos están “aprendiendo a buscar información, a construir paz, seguiremos aprendiendo y enseñando que podemos vivir bien, que no podemos vivir con esta ola de violencia”.
Aseveró que en Guerrero “hay muchas maneras de terminar con la violencia y uno de ellos es difundir un mensaje de paz hacia los niños, un mensaje de paz a la sociedad, organizarnos para poder vivir bien”.
Subrayó que esos colectivos han caminado en varios estados de la República “y confirmamos que México es una gran fosa clandestina, nosotros lo hemos confirmado, lo confirman las familias de Sinaloa, de Baja California, Veracruz, Morelos, Querétaro, Guerrero, hemos encontrado muchísimos cuerpos”.
Recordó que tan solo alrededor de Iguala “hemos encontrado más de 200 cuerpos y más de 3 mil fragmentos de huesos o huesos enteros, una persona tiene más de 214 huesos en el cuerpo”.
Lamentó que sean zonas donde “asesinaban a nuestros familiares, donde los molían, donde los machacaban y una persona se vuelve miles de fragmentos de huesos; en Huitzuco estamos documentado familias que lloran en silencio y tienen miedo, hemos documentado más de 140 casos de ola de violencia, asesinados, secuestrados o desaparecidos, hay desaparecidos de hace un par de semanas”.
Los trabajos de esta Cuarta Brigada se van a realizar en los próximos días y si hay condiciones, lo realizarán en Cocula e Iguala, aunque se tiene programado Chilpancingo.

Fuente: El Sol de Acapulco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *