La COPRISEG impuso multa de 322 mil pesos al gobierno de Evodio

La Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarias del Estado de Guerrero (COPRISEG) impuso una multa de 322 mil pesos al ayuntamiento de Acapulco, por omisión en el manejo y tratamiento adecuado a los residuos sólidos, mientras que la Secretaría de Salud declaró emergencia sanitaria para la ciudad porteña.
El secretario de Salud en el estado, Carlos de la Peña Pintos, informó que antes de aplicar la sanción, se emitieron tres alertas sanitarias a la administración municipal de Acapulco, pero debido a la inacción del gobierno municipal que encabeza el perredista Evodio Velázquez Aguirre, se procedió a aplicar la sanción económica.
El funcionario estatal señaló que se dio un plazo de quince días a las autoridades del municipio porteño para que se establecieran los mecanismos para la recolección y depósito final de la basura que se acumuló en calles y sitios públicos del puerto, el cual venció este miércoles, sin respuesta de la administración municipal.
De la Peña Pintos dijo que la sanción será aplicada de manera directa desde la Secretaría de Finanzas y Administración, y advirtió en que si el ayuntamiento de Acapulco se niega a acatar las recomendaciones en un lapso de 48 horas, la sanción se duplicará.
Aseguró que no se obtuvo ninguna respuesta por parte de la administración de Evodio Velázquez para recoger los deshechos de los lugares públicos donde se conformaron basureros al aire libre, ni para depositar la basura el lugares aptos para ese fin, durante el plazo fijado por la dependencia; y consideró que a pesar de las primeras acciones que se tomaron a partir de este jueves por el ayuntamiento de Acapulco para recoger los desechos, la sanción económica podría incrementarse si les ganan los tiempos.
El titular de Salud dijo que desde la mañana de este jueves, personal de la Secretaría de Salud recorrió las calles del puerto y “verdaderamente son columnas de basura impresionantes las que nos encontramos; con base a eso, ante la inacción del Ayuntamiento tomamos la determinación a través de la Secretaría de declarar la emergencia sanitaria para proteger a la población”.
Dijo que el acumulamiento de los desechos sólidos puede generar criadores y proliferación de la fauna nociva que traen como consecuencia daños a la salud de la población en general, especialmente porque en los alrededores hay restaurantes y escuelas.

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *