Extorsiones obligan a Marinela a cerrar su centro de distribución

La empresa Marinela anunció el cierre de su sucursal ubicada en la colonia Emiliano Zapata, después de que durante la mañana de este jueves hombres desconocidos incendiaron una camioneta repartidora de sus productos, para exigir el pago de cuota.
Este jueves fue incendiada también por la tarde una camioneta repartidora de productos Bimbo, por lo que ante estos hechos, empresarios de Marinela decidieron cerrar su sucursal de la zona conurbada de Acapulco.
Al lugar donde ocurrieron los hechos acudió personal de Bomberos para controlar y sofocar el incendio de las camionetas, y reportaron que no hubo personas lesionadas, ni pérdidas humanas que lamentar.
Hace unos días ya había sido incendiada una camioneta Nissan surtidora del producto Marinela en la calle José María Izazaga y avenida de El Quemado, en la colonia Unidos por Guerrero, también en la periferia de la ciudad, pero la unidad solo sufrió daños parciales.
Este jueves, otra unidad fue quemada por tres sujetos armados quienes despojaron de sus pertenencias al conductor en la calle 11 de la colonia Postal y ahora quedó totalmente calcinada.
Se trató de una camioneta Nissan tipo Estaquitas con caja cerrada, placas de circulación KY-60-269, propiedad de la citada empresa distribuidora de pan y galletas empaquetadas.
Tras ser alertados mediante llamada al 911 de emergencias, al lugar arribaron bomberos de Protección Civil Municipal para sofocar el fuego en la unidad motriz, aunque ésta ya había sufrido pérdida total.
Por estos hechos no se reportaron víctimas humanas, únicamente los daños materiales.
Directivos de la compañía Marinela manifestaron que desde la semana pasada, a los conductores de la empresa ya les habían hecho amenazas de extorsión en distintas colonias donde acuden a hacer entrega de sus productos en las misceláneas.
Señalaron que a los conductores les han entregado unos papelitos con un número telefónico para que se los entreguen al gerente, a quienes les exigen pagos de cuotas amenazando con privar de la vida a choferes si no acatan la indicación.
En los hechos acontecidos este jueves, los desconocidos volvieron a amenazar al chofer de la unidad de Marinela al que bajaron del vehículo para después incendiar la camioneta.
Por lo anterior, y ante el temor de que cumplan sus amenazas, los directivos de Marinela cerraron desde este mismo jueves su sucursal en la zona conurbada después de estos hechos de violencia.

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *