Condena Saldaña la violencia contra los universitarios

El rector de la UAGro dijo que el fin de semana pasado murieron víctimas de la inseguridad dos alumnas en Acapulco y un profesor jubilado en Chilpancingo

“Estas noticias nos quiebran, nos quiebran mucho porque son muchachos, maestros con los cuales convivimos de manera permanente”, dijo.

El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, afirmó que los universitarios no están “nada contentos” por la ola de violencia que cobró la vida de dos estudiantes y un profesor jubilado, asesinados en Acapulco y Chilpancingo, y no descartó que la comunidad universitaria salga a las calles a expresar su molestia por la inseguridad.
Confirmó este lunes que la madrugada del sábado fueron asesinadas dos estudiantes universitarias en Acapulco, una de ellas Genoveva era egresada de la Facultad de Contaduría, Consejera Universitaria y estudiaba Derecho; otra muchacha, sobrina de Genoveva y que también falleció como consecuencia de un ataque a tiros, era estudiante de Psicología.
Indicó que otra mujer, tía de las dos chicas universitarias, resultó gravemente herida y lucha por su vida en un hospital del puerto, además que un acompañante está desaparecido después de ese ataque.
Recordó además el deceso del profesor jubilado Carlos Villarino Ruiz, quien falleció la noche del viernes pasado tras convalecer en un hospital de Chilpancingo; “el maestro fue asaltado en una tienda comercial al sur de la ciudad, lo interceptaron y como no llevaba dinero lo golpearon hasta dejarlo en coma, son situaciones muy graves, muy delicadas”.
Recordó que Villarino Ruiz era maestro jubilado de la UAGro y que su hija es estudiante universitaria, “nos preocupan mucho estas situaciones, pedimos que haya celeridad en las investigaciones”.
Señaló que hay otro caso de una maestra de Psicología en Acapulco, a quien le robaron su automóvil y que ahora está recibiendo amenazas de los hijos de una señora que tiene la cafetería dentro de esa institución, por lo que “nuestro departamento jurídico está actuando”.
Informó también de otro caso de un trabajador de Caja, que acudió a retirar dinero a una sucursal bancaria al sur de la capital y cuando regresaba a sus oficinas en la Rectoría fue interceptado por dos sujetos que viajaban en una motocicleta y despojado del dinero que había retirado y que serviría para hacer unos pagos institucionales.
Agregó que también se han robado varios carros de la UAGro, aunque en “eso finalmente no hay problema, porque están asegurados los autos, pero no podemos permitir que siga sucediendo esto”.
Por ello demandó al fiscal, Jorge de los Santos Barrila, “y a las autoridades que haya resultados urgentes porque no puede seguir pasando cosas y no se haga nada; me aguanto que me digan lo que me digan, pero tengo que declarar y decir a la sociedad que no estamos contentos con lo que está pasando a los universitarios”.
Javier Saldaña señaló que “nuestro trabajo es netamente académico, formativo y estas noticias nos quiebran, nos quiebran mucho porque son muchachos, maestros con los cuales convivimos de manera permanente”.
Dijo que están analizando los pasos a seguir, y “si no hay respuesta mañana, hablé con el Fiscal ayer y le dije que en tres días debía haber datos, no podemos seguir así, y estableceremos estrategias con todos los directores, incluso hacer una parada como lo hizo la Universidad de El Pedregal, el campus donde ha habido afectados por la violencia y protestar con brazos caídos para que se vea la inconformidad de los universitarios”.
Exigió detener a quienes han agredido, asesinado, asaltado o secuestrado a universitarios, porque “no pueden seguir enlutando hogares en Guerrero, que los detengan y los consignen”, y aseguró que Chilpancingo y Acapulco es donde más violencia han sufrido los universitarios.
Puntualizó que como consecuencia de la violencia el año pasado disminuyó la matrícula estudiantil hasta en un 20 por ciento en algunas ciudades y que este año no ha bajado esa matrícula escolar, “es un asunto de seguridad nacional que debe ser atendido como tal”.
Abundó que en seis años han sido asesinados 35 universitarios y en lo que va del año han sido asesinados 6 y que analizará con los directores si se adelantan vacaciones de verano a los estudiantes y personal universitario.


Fuente: El Sol de Chilpancingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *