Admite AMLO que hay riesgo de hambruna en la Sierra

El presidente dijo que el gobierno federal apoyará a los campesinos de esa zona de Guerrero para que subsistan, ante la disminución de sus ingresos por la baja del precio de la goma de opioC

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que existe un riesgo de una crisis alimentaria entre los productores de amapola en Guerrero, debido a la baja de precio del kilo de goma de opio, por lo que su gobierno apoyará a los campesinos a fin de que encuentren alternativas que les permitan subsistir.
El lunes, el alcalde de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán, informó que, derivado de la caída en el precio de la goma de opio, con la que se fabrica la heroína, los productores de la sierra enfrentan una crisis económica que podría llevar a una hambruna, por lo que solicitó el auxilio del gobierno federal.
Este tema fue abordado ayer por el presidente López Obrador en su conferencia matutina en la Ciudad de México, a pregunta expresa de un reportero.
“Lo de Guerrero es cierto, estamos apoyando a productores en Guerrero, en toda la región de la Montaña y en la parte de Chilpancingo, se está llevando a cabo un plan de apoyo a los productores, estamos atendiendo esa situación”, precisó el mandatario.
El jefe del Ejecutivo federal recordó que la situación que enfrentan los productores se debe a que se está consumiendo más droga sintética, “que eso me duele muchísimo, me trae eso preocupado, tenemos que enfrentar el problema del consumo de drogas y sobre todo de esas drogas sintéticas en el país, eso es prioritario y estamos trabajando en eso”.
López Obrador pidió imaginar “la nobleza de la gente que vienen a decir que ‘no tenemos ya ingresos porque no nos están comprando la amapola, ahora qué hacemos’. Muchos están ya siendo atendidos y van a ser atendidos todos”, dijo.
Recordó también que en uno de los debates, cuando aún era candidato a la Presidencia, propuso que en las regiones donde se siembra amapola, se estimularía la producción de maíz y se pagaría a un precio “más que justo, y a eso vamos”.
Reconoció que el problema de violencia en el país está relacionado con la venta de drogas sintéticas, y reiteró que su administración les dedicará “mucho tiempo” a los jóvenes, a través de una campaña que genere opciones de trabajo y estudio a ese sector y evitar así que se inmiscuyan con sustancias adictivas.
Advirtió que si no se atiende cuanto antes el problema de consumo de drogas en el país, a futuro será más difícil frenar la violencia, y para ello consideró importante fortalecer a la familia.


Fuente: El Sol de Chilpancingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *