Cierran la Normal de Ayotzinapa por caso de extorsión

Maestros y alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa suspendieron clases este miércoles, luego de que detectaron la presencia de hombres armados en los alrededores de la institución y porque profesores de la institución recibieron mensajes de extorsión en los que les advierten que deberán de entregar por completo el pago de sus aguinaldos este fin de año.
Ante esa situación, maestros y alumnos de esa institución acordaron suspender labores y cerrar a “extraños” el acceso vehicular y peatonal al plantel, ubicado muy cerca de Tixtla, e hicieron un llamado al gobierno del estado para que les garantice la seguridad.
Este miércoles surgieron versiones sobre la supuesta irrupción de un grupo armado en las instalaciones de Ayotzinapa, lo cual fue desmentido por maestros y estudiantes en las instalaciones de esa normal rural.
Sin embargo, fue evidente que el portón de acceso vehicular y en el acceso peatonal fueron cerrados para “extraños” y custodiado por una guardia de normalistas de Ayotzinapa, quienes dijeron que esa medida se tomó ante las cuestiones de “inseguridad” que se viven en Tixtla.
Los normalistas negaron que se hubiera registrado la incursión de hombres armados dentro de la institución y señalaron que hay clases con pocos alumnos, porque la mayoría estaban en prácticas profesionales.
En Tixtla, profesores consultados informaron que la medida de cerrar los dos accesos a la Normal y suspender las labores, se tomó luego de una asamblea de trabajadores académicos y administrativos que decidieron no acudir a clase hasta que haya condiciones de seguridad.
Informaron que habían acudido a verificar las versiones de la supuesta incursión de un grupo armado en las instalaciones de la institución, pero confirmaron que era falso y que al contrario se trataba de un asunto de extorsión de manera directa a los trabajadores por los pagos de prestaciones salariales de fin de año.
Señalaron que el lunes pasado llegó al acceso de esa escuela un automóvil compacto color gris y que de ahí descendió una joven que se dirigió al área donde se registran las personas que desean visitar a algún estudiante, realizar algún trámite administrativo o visitar a un profesor.
Explicaron que esa joven pidió en ese lugar los nombres de todos los trabajadores, su dirección y sus números telefónicos, lo que causó extrañeza a las personas que se encuentran en esa área administrativa, por lo que le preguntaron si iba en una diligencia oficial o de qué se trataba su presencia en la escuela y su petición.
La joven no respondió y se retiró de la escuela a bordo del automóvil compacto gris en el que llegó y el asunto no pasó a mayores, según explicaron los profesores consultados.
Sin embargo, más tarde en el correo institucional de la Normal Rural de Ayotzinapa recibieron una amenaza de extorsión en la que les exigen que deberán entregar sus aguinaldos, por lo que deberán estar atentos a las instrucciones que les den.
En un principio los trabajadores desestimaron esa amenaza, pero se preocuparon cuando se percataron, junto con estudiantes, de la presencia de hombres armados desconocidos cerca del plantel.
Ante esa situación decidieron tener una asamblea donde acordaron suspender las labores escolares, además de pedir por las vías institucionales al gobernador Héctor Astudillo Flores que se garantice la seguridad y las condiciones para ir a laborar en la normal rural.
Dijeron que las amenazas de extorsión se han replicado en los municipios de Apango, Zitlala, Chilapa, Ahuacuotzingo, donde los estudiantes de cuarto año que realizan sus prácticas profesionales han regresado a la escuela porque en las escuelas donde deberían trabajar están suspendidas las clases debido a esas amenazas.
Otra situación que contribuyó a la confusión, es que el martes un grupo de la policía comunitaria de Tixtla pidió que les permitieran resguardar dentro de la normal entre 4 y 6 patrullas con las que hacen sus labores cotidianas.

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *