Padecen obesidad el 80% de los policías del país

El Inegi estima que 18.6% de los policías sufrió de alguna enfermedad crónica durante el año pasado.

Ocho de cada 10 policías de México tuvieron algún grado de sobrepeso u obesidad, de acuerdo con sus niveles de índice de masa corporal durante 2017, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en la primera Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial (Enecap). En 2017, 79.4% de los policías padeció de obesidad; 49.5% de estos elementos tuvo algún grado de sobrepeso, y 29.9% de los policías rebasó los niveles en sus medidas, respecto a su índice de masa corporal.

Los policías federales son quienes registran el mayor número con sobrepeso, con 51.9% de sus elementos policiacos, y superan a los estatales, que tienen 50.6% con este padecimiento; los miembros de policías municipales con sobrepeso son 47% durante 2017. Sin embargo, los niveles de obesidad van a la inversa, siendo los policías municipales quienes alcanzaron estos niveles, con 34.7% de elementos; los estatales, con 27.7%, y 26.5% de los policías federales sufrieron de sobrepeso.

Además, entre los policías que tienen funciones operativas, 50.5% de sus agentes tiene sobrepeso, y 30.6% padece de obesidad. Mientras que los policías que laboran en cuestiones administrativas y se encuentran en con exceso en su peso son 46.9% de los trabajadores, y 27.9% tiene un índice de masa corporal con grado de obesidad. En cuanto al estado de salud y las enfermedades que tuvieron los policías, el Inegi estima que 18.6% de los policías sufrió de alguna enfermedad crónica durante el año pasado, siendo la hipertensión arterial el mayor número de padecimientos, con 9.3%, detrás se ubica la diabetes, con 6.6%; el estrés crónico, con 3%; enfermedades del corazón, con 1.5%, y enfermedades pulmonares, con 1.4%. Otras enfermedades que también se registraron en menor proporción cercana a 1% son: anemia, tumores, enfermedades hepáticas, VIH, cáncer y leucemia.

Debido a las actividades que tienen los policías, 53% de éstos mencionó haber padecido algún daño en su salud, el caso que tuvo una mayor incidencia es el aumento o disminución de peso con 30% de policías; tanto la irritabilidad y el enojo afectaron a 23.3% de los elementos, los problemas estomacales perjudicaron a 18.6% y la falta de apetito se manifestó en 10.1% de los policías.

Tanto la necesidad económica como el desempleo fueron los motivos principales para que los policías se integraran a las corporaciones. Este caso se dio en 36.5% de los elementos; sin embargo, 30.6% dijo que siempre le llamó la atención ser parte de la seguridad pública.

En menor número de casos, para formar parte de la policía, 7.1% mencionó que era la mejor opción disponible; 6.8% lo hizo por la estabilidad económica; 5.3% para ayudar a la gente; 3.3% para combatir la inseguridad; 2.5% desarrollo profesional; 2.3% por recomendación de amistades; 2.3% por otros motivos; 1.9% por herencia familiar, y 1.4% por vocación. La tasa a nivel nacional que pone a los policías como víctimas de corrupción fue de 90 por cada mil policías, en la que 71 casos se dieron por parte de ciudadanos que intentaron hacer un soborno. Entre las entidades con los niveles más altos en este rubro se encuentran: Ciudad de México, con 179 casos por cada mil policías; Chihuahua, con 133; Michoacán, con 130, y Coahuila, con 127.

En donde hubo menor incidencia en víctimas fue en Chiapas, con 20 casos; Tabasco, con 23; Tamaulipas, con 29; Sinaloa, con 31, y Campeche, con 33. Sobre actos de corrupción, la tasa a nivel nacional fue de mil 688 por cada mil policías, en la que mil 391 corresponde a soborno por ciudadanos, y 292 por superiores.


Fuente: Bajo Palabra

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *