Continúa tradición del Día de Muertos con visita a los fieles difuntos

Existen tumbas olvidadas en espera de que algún familiar las visite y los llene de flores

 

Los panteones del puerto comenzaron a recibir a cientos de personas con motivo del Día de Muertos, motivo por el cual se observan a personas, quienes recuerdan con sentimiento a sus seres queridos, pero en estos lugares también hay tumbas vacías de personas que murieron y que no reciben a sus familiares y contrastes en los lugares en los que algunos esperan que hoy se llene de flores y de gente que visita a sus seres queridos.

En el panteón de Las Cruces desde temprana hora comenzaron a llegar decenas de personas, pero precisamente para visitar a los niños que fallecieron, a diferencia de hoy que se le denomina el Día de Muertos, día en el que según personal en el panteón mencionado se llena de personas que visitan a sus “fieles difuntos”.

Sin embargo, a pesar de ser un día festivo, no todas las personas lo consideran así, pues de acuerdo con la señora Irma Palma, para muchas personas sigue doliendo la pérdida de un ser querido, situación por la que consideró que muchas personas dejan de visitar las tumbas, ya que “el dolor de perder a un familiar es muy grande y hay quienes no soportan revivirlo”, señaló la ciudadana.

Incluso de esta forma se notó en un recorrido por el panteón, donde con música, globos y la presencia de varias personas, una familia recordó a un pequeño que perdió la vida y ahí se escuchó aun un llanto y lamentos por la pérdida de este ser querido.

Así por varias tumbas, con flores y adornos siguen recordando a quienes perdieron la vida y como lo marca la tradición en el país, con flores de cempasúchil y otros elementos buscan traer de regreso a los muertos, aunque sea por estos días.

Escasa la presencia de visitantes en panteón San Francisco

La afluencia de visitantes al panteón San Francisco, ubicado sobre la Calzada Pie de la Cuesta, ha sido mínima, afirmó la encargada del cementerio, Susana Curiel García. Refirió que año con año la única tumba que recibe muchas visitas es la del niño Raúl considerado como el “Niño de los milagros”, por ello, es que su cripta luce repleta de juguetes, flores y veladoras, en respuesta a los milagros que ha cumplido a sus visitantes.

Añadió que el panteón San Francisco cuenta con más de 200 años de antigüedad, motivo por el cual la afluencia de visitantes año con año es menor, “hay familiares de la tercera o cuarta generación que prefieren ir a visitar a sus difuntos más cercanos y se olvidan de quienes aquí están sepultados”.

En recorrido por el cementerio, se observó que los pasillos se encuentran limpios de maleza, hay bardas recién pintadas, pero no hay presencia de seguridad dentro y fuera del lugar. El joven Alexis Sarabia expresó que el panteón San Francisco, por su antigüedad, tiene mucha historia que contar y eso lo hace más atractivo, “por ejemplo, no sabía de un teatro que se quemó y hasta hoy conocí esa historia”.

Mientras, el joven Cristian Romero, dijo: “Creo que los panteones deben ser visitados todos los días y no solo en Día de Muertos para recordar a los familiares”.

 


Fuente: Novedades Acapulco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *