Afectó a 89 mil alumnos el paro labores de 6 mil empleados universitarios

El paro de labores de 12 horas que realizaron más de 6 mil trabajadores académicos y administrativos de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), se realizó sin ningún contratiempo, y no descartaron futuras movilizaciones o protestas para demandar mayor subsidio a esa casa de estudios y el esclarecimiento de 25 asesinatos de universitarios.
La suspensión de actividades inició a las 07:00 y concluyó a las 19:0 horas de este lunes, de acuerdo a las instrucciones que dieron las dirigencias de los dos sindicatos de empleados universitarios y que obligaron a cerrar escuelas y oficinas de la UAGro donde colocaron banderas rojinegras en señal de huelga o de protesta.
El dirigente del Sindicato de Trabajadores Académicos, Ofelio Martínez Llanes, informó que se trata de una protesta que organiza la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CNTU); “esta medida se toma como una protesta ante la evidente desatención mostrada por las autoridades de los gobiernos estatal y federal al no solucionar los graves problemas financieros que afectan a las universidades de Morelos, Michoacán, Zacatecas, Nayarit, Tabasco y Oaxaca”.
Señaló que las demandas de este paro de labores que afectó a unos 89 mil estudiantes, son “un alto total a la política de asfixia económica a las universidades públicas en el país, subsidio emergente y rescate financiero a las universidades que se encuentran en quiebra económica, aumento del subsidio a todas las universidades públicas y en especial a la UAGro, 90 días de aguinaldo y zona salarial única”.
Los trabajadores universitarios también exigieron “el no timbrado de la nómina de los trabajadores universitarios en relación a la aplicación del ISR a nuestras prestaciones; la abrogación de la ley de Seguridad Interior y por la libertad de los presos políticos”, y se pronunciaron contra la inseguridad que se vive en nuestra entidad y exigieron “el esclarecimiento y justicia por los más de 25 universitarios caídos por la inseguridad”.
Apenas el lunes de esta semana se reanudaron las clases en siete escuelas de la UAGro en Acapulco, luego de varias amenazas y extorsiones a trabajadores y estudiantes.
El rector Javier Saldaña Almazán informó que acordó con mandos del Ejército el patrullaje en esa zona escolar universitaria y reveló que apenas el domingo por la madrugada fue liberada sana y salva una esposa de un trabajador de la UAGro que estaba secuestrada, así como el caso de un estudiante secuestrado, por el que sus familiares pagaron un rescate para que fuese liberado.

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *