En México, 35 de cada 100 niños padecen sobrepeso y obesidad

La obesidad es una enfermedad crónica que no tiene cura en el corto plazo y que afecta todos los órganos de nuestro cuerpo; para controlarla es necesario trabajar por largo tiempo en la adopción de estilos de vida saludables, afirmó Ana Lilia Rodríguez, académica de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM. Los comportamientos y actitudes cotidianos para mantener nuestro cuerpo saludable son dos veces más efectivos que el mejor medicamento que existe para disminuir de peso o prevenir la diabetes, resaltó. En conferencia, la universitaria aclaró que los hábitos saludables no sólo implican una dieta adecuada, sino también evitar el sedentarismo, respetar las horas de sueño para mantener el ritmo circadiano, y adoptar una actitud resiliente. En México, dijo, 35 de cada 100 niños padecen sobrepeso y obesidad, pero también el 25 por ciento de los que tienen un peso apropiado podría tener exceso de grasa.

 

 


Fuente: Guerrero Quadratín

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *