Leyva Mena no dejó dinero para pagar la nómina: Gaspar

El alcalde dijo que la pasada administración tampoco dejó los recursos proporcionales que le correspondían para cubrir los aguinaldos a los trabajadores en diciembre

Informó que pedirán a las autoridades fiscalizadoras “que se definan las responsabilidades” que correspondan por la precaria situación financiera del Ayuntamiento de Chilpancingo

 

El alcalde Antonio Gaspar Beltrán denunció que su predecesor Marco Antonio Leyva Mena no dejó dinero en las arcas del Ayuntamiento de Chilpancingo para hacer frente al pago de la nómina, adeudos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ni la parte proporcional para el pago de aguinaldos y prestaciones de fin de año.

“No hay nada”, expresó el nuevo alcalde de capitalino en una entrevista que concedió la mañana de este martes, tras el arranque de las brigadas de Servicios Públicos Municipales.

Gaspar Beltrán detalló que Leyva Mena dejó un faltante de 10 millones de pesos para pagar la nómina del Ayuntamiento correspondiente a la segunda quincena de septiembre.

Además, dejó una deuda de un millón de pesos en la nómina de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) correspondiente al mismo periodo y adeudos con la CFE por 10 millones de pesos.

En total, el perredista dijo que recibió un déficit de 21 millones de pesos por parte de Leyva Mena en lo referente a nómina y pago de servicio eléctrico.

Para el pago de los salarios, dijo que ya solicitó al gobierno del estado el adelanto del cincuenta por ciento de las participaciones del municipio.

Sobre el aumento salarial a los trabajadores que el ex alcalde priísta autorizó horas antes de dejar el cargo, dijo que “aún no se han hecho efectivos” y que “se está revisando el fundamento legal para el otorgamiento de incrementos salariales, y si se hizo de acuerdo a la ley no tendremos más que apechugar”.

Sin embargo, Gaspar Beltrán apeló a la comprensión de los trabajadores, “queremos que entiendan que ahorita nos faltan 10 millones de pesos para pagar la nómina, pedimos conciencia de que no podemos dar aumentos cuando no podemos ni pagar la nómina”.

En el caso de CAPACH, detalló que el ex alcalde Marco Antonio Leyva Mena dejó 70 mil pesos para cubrir una nómina quincenal que asciende a un millón 300 mil, además de un adeudo de tres meses que no se ha pagado a la CFE y un convenio del pago que no se efectuó en los cuatro meses anteriores.

Sobre los aguinaldos y prestaciones de fin de año, Gaspar Beltrán dijo que su administración tendrá que “dar la cara y afrontar con responsabilidad”, porque de la pasada administración “no hubo recursos para aguinaldos, no hay nada”.

Por ello, dijo que informará a las autoridades fiscalizadoras “para que se definan las responsabilidades”, y que por lo pronto hay un acuerdo de cabildo para solicitar a la Auditoría Superior del Estado (ASE) que realice una auditoría a la pasada administración.

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *