Vecinos de multifamiliar en la Progreso temen por afectaciones en la infraestructura

Luego del terremoto acontecido el 19 de septiembre, alrededor de 1,080 habitantes están preocupados por los daños severos en el inmueble

Sin carencia de servicios, pero con mucho temor es como viven ciudadanos de la Unidad Habitacional Multifamiliar “Juan N. Álvarez” a un año del terremoto del 19 de septiembre, que dejó severas afectaciones en la infraestructura, en el inmueble de casi 60 años de antigüedad.

El deterioro de los edificios ubicados en la colonia Progreso y construidos en noviembre de 1958 es mayor, debido a los sismos que se han suscitado últimamente; además, en voz de la administradora María Silvia Camarena García, con el sismo de magnitud 7.1, las fisuras aumentaron hace un año en 20 de las viviendas.

La gente tiene temor porque siempre hemos tenido muchas filtraciones y fisuras en las partes bajas que nosotros hemos tratado de arreglarlas; nosotros, como condóminos, hemos tratado de darle el mantenimiento adecuado a estos edificios”, señaló.

A estas alturas, Protección Civil municipal se niega a acudir para realizar un dictamen sobre las afectaciones que presenta el inmueble y lo que les pide es que faciliten fotografías de las fisuras y la contratación de un especialista para que revise las viviendas afectadas.

En los 135 departamentos que componen la Unidad Habitacional Multifamiliar “Juan N. Álvarez” viven alrededor de 1,080 personas, quienes de un año a la fecha están en la angustia y en las manos del terror por convertirse en víctimas como las que dejó el último terremoto en diferentes partes de la Ciudad de México.

 

 


Fuente: Novedades Acapulco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *