Hombre acusado de “robaniños” pide que le limpien su nombre

El miércoles 5 de septiembre, Jorge “N” fue señalado presuntamente de intentar robar a un niño en la colonia del PRI, sin embargo, la denunciante no ratificó la demanda, ni han logrado comprobar que él fue el agresor.
El conato de violencia donde intentaron linchar a Jorge y por lo que pasó 2 días en el hospital, por las lesiones en el ojo, nariz, frente, labio y cuello, así como golpes contusos en el cuerpo; se produjo tras ser señalado de intentar llevarse a un niño cerca de las 2 de la tarde, en la populosa colonia.
De acuerdo a su versión, Jorge informa que fue detenido por vecinos, quienes lo acusaron de haber intentado robarse un niño, sin ser reconocido plenamente del hecho, y solo por qué tiene el pelo “ondulado” como lo tenía el presunto agresor.
Informa que se quedó en el lugar tratando de convencer a la familia, sin embargo, ellos aseguraron que era el presunto “robachicos” a pesar de que fue detenido en otra calle opuesta al lugar de los hechos.
-¿Usted cree que si yo hubiera sido, me quedaría ahí?, me hubiera echado a correr, pero me quedé, por qué yo no tengo nada que ver, refiere.
Jorge admitió que había ingerido bebidas embriagantes, sin embargo, expresó que la colonia del PRI es paso obligado a su hogar, y que constantemente transita por esta colonia, donde incluso vivió su familia y asiste al gimnasio en ese lugar.
El acusado y liberado bajo las reservas de ley, asegura que nunca supo “quién fue el niño” que se querían robar, incluso pidió que la persona afectada lo reconociera, para evitar más confusiones, así como pidió sean verificadas las imágenes de las cámaras de C-4 para descartar cualquier duda y confirmar la veracidad de su testimonio.
“Que venga la persona, el niño o la niña, no sé qué fue, que me señale. Entonces vino una señora y me dijo que yo quería agarra a su hija, pero yo dije ¿En qué momento? me empezaron a cuestionar donde vivía”, sin que se le diera la oportunidad de responder.
Por lo que tras el tumulto y la confusión, fue detenido, y enviado una hora a los separos de la policía estatal, quienes tras las lesiones lo trasladaron al hospital en calidad de detenido, sin embargo, los afectados interpusieron la denuncia, sin ratificarla por lo que pudo salir con reservas de ley.
-¿En la denuncia te señalan a ti directamente?, preguntó la reportera.
-A una persona.
-¿No contra ti?
-No directamente, me dice mi hermano, que en la declaración de la persona, dice que el niño le dice que un chino (una persona de pelo chino) lo quería agarrar.
-¿Pero no te señalan a ti?
-No. En la siguiente calle me encuentran a mí y piensan que soy yo porque tengo el pelo ondulado.
El hombre señalado, es trabajador de una óptica, con familia, dijo que tras salir del hospital, se reincorporó a sus labores, pero afirma que esta situación ha lastimado su vida, la de su esposa e hijos, por lo que pide “que se limpie mi nombre”.

 


 

Fuente: El Sol de Chilpancingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *