Evodio no ha cumplido con el pago de retroactivos y bonos

Este lunes pararon labores y bloquearon la costera Miguel Alemán, a la altura del Palacio Federal

 

Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Coagua antes CAPAMA) realizaron nuevamente un paro de labores y bloquearon la costera Miguel Alemán, a la altura del Palacio Federal, para exigir al gobierno de Evodio Velázquez Aguirre el pago de retroactivos, bonos y otras prestaciones.
El bloqueo que realizaron en los dos sentidos de la avenida costera generó caos en Acapulco, ya que quedó cerrado completamente el paso de vehículos ante la desesperación de automovilistas, conductores y pasajeros del transporte público por no poder avanzar a sus destinos.
Los trabajadores de Coagua, que pertenecen a la Sección 27 del Sindicato Único de Servidores Públicos al Servicio del estado (SUSPEG), suspendieron a primera hora del día las labores en las plantas potabilizadoras de Cayaco, Malaspina, Las Cruces y Costa Azul.
Los paristas también protestaron afuera de las oficinas de su sindicato, las cuales cerraron con candados y cadenas para exigir la salida del dirigente de la Sección 27 del SUSPEG, Gilberto Baños Rodríguez, a quien repudian por no defenderlos y hacer acuerdos con el alcalde Evodio Velázquez, a espaldas de la base trabajadora.
Posteriormente salieron en marcha hacia el Palacio Federal, ubicado a unos metros del zócalo de la ciudad, donde advirtieron que no se retirarían hasta tener una respuesta del alcalde Evodio Velázquez Aguirre a sus demandas.
Juan José Balboa Peñaloza, secretario de Trabajos y Conflictos de la Sección 27 del SUSPEG, denunció que están en el desamparo por parte de su secretario general, Gilberto Baños, porque debería estar dando la cara por los trabajadores, pero “hizo un acuerdo a oscuras con la administración”.
Informó que los trabajadores piden que se destituya al líder sindical y que la inconformidad con el gobierno municipal es porque no ha cumplido con las minutas firmadas para cubrir los pagos pendientes con los empleados de Coagua.
“El 6 de agosto se firmó una minuta en la que se había acordado con la administración municipal que el 17 de agosto pagarían tres días económicos y además, que el 19 darían el 50 por ciento del retroactivo que nos deben desde diciembre y estamos aquí exigiendo un derecho de 950 trabajadores, de los cuales la mayoría está aquí manifestándose”, dijo.
Los inconformes bloquearon los dos sentidos de la costera para presionar a las autoridades, sin embargo, cerca de las dos de la tarde retiraron su movimiento sin ningún acuerdo sobre sus peticiones con ninguna autoridad.
Balboa Peñaloza pidió que el gobierno municipal reflexione y por humanidad atienda a los trabajadores que tienen derecho a recibir sus pagos porque tienen familias a las cuales llevar el sustento, por lo que advirtió que “los trabajadores van a tomar acciones más drásticas si no cumple el municipio con lo acordado”.

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *