Semefo de Guerrero, saturado

Ben Yehuda Martínez, director de la dependencia, argumentó que el desinterés de familiares causa retraso

 Actualmente existe un serio problema de saturación en las cámaras frigoríficas del Servicio Médico Forense (Semefo) en Chilpancingo, Acapulco e Iguala, donde 751 cadáveres esperan ser identificados y reclamados.

En las gavetas que se construyeron para albergar un cuerpo, apilan dos o más y ello conlleva a que no lleguen a la temperatura adecuada para conservar correctamente los restos“, reconoció Ben Yehuda Martínez Villa, director de esta dependencia de la Secretaría de Salud.

Los cuerpos paulatinamente se estarán trasladando de Acapulco, Iguala y Chilpancingo al Panteón Ministerial, ubicado en la capital.

Martínez Villa justificó que el mayor obstáculo o impedimento del retraso en el proceso de identificación de los cuerpos “es por el desinterés de muchas de las familias de los desaparecidos, ya que no se presentan a realizarse los estudios de genética y eso nos afecta la agilización de nuestro trabajo, por lo que insistimos en que lo hagan


 

Descartó un riesgo sanitario, “porque a las cámaras solamente entra el personal autorizado, mismo que cuenta con todo el equipo y el conocimiento para evitar alguna infección, debido a los malos olores y a la descomposición de los cuerpos”.

Destacó que el Panteón Ministerial tiene una capacidad para 560 gavetas y se cuenta con una osteoteca, donde se resguardan huesos, ropa y demás cosas que sirven para conocer la causa de la muerte y lograr la posible identificación, por lo que se guardan en cajas de cartón y con una tarjeta que contiene todos los datos.

Para ingresar al Panteón Ministerial se requiere que se cumpla con la carpeta básica que consiste en la entrega de las pruebas de genética, criminalística y de antropología; además de llenar un formulario con todos los datos del cadáver”, dijo.

Con apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja y peritos expertos forenses, la Comisión Estatal de Atención a Víctimas del Gobierno del Estado llevará a cabo, a partir del 1 de septiembre, trabajos para la identificación de los 751 cadáveres que están depositados en las instalaciones del Servicio Médico Forense de Acapulco, Iguala y Chilpancingo, para integrar carpetas de investigación individuales, lo que ayudará a despresurizar el Semefo de Guerrero.

 


Fuente: Novedades Acapulco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *