10 lugares que ya no existen en Acapulco y muchos extrañamos

Existen lugares que acapulqueños y visitantes solíamos frecuentar y que por alguna razón dejaron de existir, por ello los recordamos en esta lista con mucha nostalgia

 

Acapulco, siempre será un destino que le traerá recuerdos a muchos mexicanos, ya sea por aquellas vacaciones inolvidables en tu infancia, por ser testigo de la primera vez que te subiste a la “banana”, por aquellas noches de fiesta hasta al amanecer, por aquél amor de verano que guardas en la memoria o simplemente por ser el lugar en que naciste o te tocó vivir.

Para quienes nacimos y/o vivimos en el paradisiaco puerto de Acapulco, existían lugares que frecuéntabamos y que por alguna u otra razón con el paso del tiempo, han dejado de existir pero siguen vivos en los recuerdos más nostálgicos de nuestra memoria.

Por ello, nos dimos a la tarea de recordar algunos de estos sitios que seguramente te traerán buenos recuerdos como a nosotros.

1. MÁGICO MUNDO MARINO

Con sólo leer el título, estamos seguros que muchos de ustedes se remontaron a parte de su infancia… (o la de sus hijos). Este era un parque acuático y acuario, ubicado en el corazón de la zona Tradicional, justo en un islote que divide a las playas de Caleta y Caletilla. Las albercas, toboganes y chapoteaderos no eran su único atractivo, el espectáculo de lobos marinos era un deleite para chicos y grandes.

Seguramente visitaste este lugar en algunas vacaciones o como parte de una excursión con tus compañeros de clases.

2. PLANET HOLLYWOOD Y HARD ROCK

Quizá algunos no tengan muchos recuerdos de cómo era este lugar por dentro, pero sin duda recuerdas ese enorme planeta gigante montado sobre la principal avenida de Acapulco, sí… hablamos de la Costera.

Este restaurante bar proyectaba una divertida atmósfera en la que podías disfrutar música variada desde el rock al rap. Además podrías encontrar artículos curiosos que se usaron en películas famosas como La Guerra de las Galaxias y Terminator.

Justo a su lado, se encontraba otro icónico lugar del puerto, el Hard Rock Café. Fue en el otoño de 1989 cuando la franquicia abrió sus puertas, que cerró definitivamente en enero de 2014. Su afamada decoración a base de objetos de la música, como guitarras, ropa y accesorios de celebridades del Rock ‘N Roll eran parte de su atractivo. La gente que asistía podía escuchar de música en vivo, disfrutar de la comida rápida y hasta comprar un souvenir en la tienda de recuerdos (¿quién no tuvo un llavero o playera del Hard Rock?).

3. PLAZA ÁLVAREZ

Mejor conocida como el Zócalo de Acapulco, forma parte del corazón del puerto. Hasta hace unos años, lucía un bello kiosko de estilo colonial que era emblemático en la zona. Ahí solían concentrarse locales y visitantes para disfrutar la tarde en familia y con suerte, del famoso show de payasos, que nos sacaban la sonrisa a más de uno.

Sin embargo, con la remodelación de la Plaza Álvarez el proyecto no incluía el kiosko, debido a que se dejaron espacios más abiertos para jardineras y árboles. Muchos echamos de menos como lucía tradicionalmente el Zócalo porteño.

4. LA DIANA CAZADORA

Fue en el año 2015 cuando el icónico monumento de la Diana Cazadora fue remodelado como actualmente lo conocemos, rodeado de una fuente y montado sobre una columna de hierro. Aunque este nuevo diseño evoca a lo vanguardista, a todos nos queda en la memoria aquella fuente que ilustró muchas películas mexicanas y que fue testigo de varios festejos de los acapulqueños.

¿A ustedes cuál les gusta más?

5. HOOTERS

Este lugar era referencia si de alitas y cerveza se trataba, además de ser atendidos por el encanto de sus hermosas meseras. Aunque cerró sus puertas por ahí del 2011 y aunque existen franquicias a lo largo de la República Mexicana, siempre será un restaurante que los acapulqueños y visitantes echaremos de menos.

6. EL ALEBRIJE

Este quizá, ha sido uno de los antros más grandes que ha tenido el puerto, con una capacidad de 3 mil 500 personas. Tenía la típica iluminación antrera y bolas de espejos colgadas por todo el lugar, las mesas se ubicaban en gradas por todo lo largo. Y lograr vencer la cadena en época de vacaciones y puentes era todo un reto, pero estamos seguros que muchas de las mejores noches de Acapulco, las pasaste aquí. El lugar cerró en el 2013, luego de funcionar por casi 15 años.

7. PLAZA BAHÍA

Este lugar, aunque continúa en el mismo sitio pero ahora convertido en un centro de negocios y luciendo un nuevo nombre, no se parece nada a lo que fue hace años atrás. En esta plaza, ubicada sobre la avenida Costera Miguel Alemán, encontrabas desde tiendas de ropa de autor, hasta cine, boliche e incluso Go Karts. Actualmente, algunas tiendas permanecen, pero es más común encontrarte con oficinas, una que otra tienda y restaurante.

8. PARQUE PAPAGAYO

Esta reserva ecológica de Acapulco aún permanece en su sitio original, justo frente a la playa que lleva el mismo nombre y al Asta Bandera. Aunque sin lugar a dudas, ya no luce como años atrás, de este lugar podemos recordar su famoso teleférico, telesillas, los juegos mecánicos, la nave espacial y hasta los Go Karts. ¡Sí… justo en el cora!

9. DISCO BEACH Y ONE DOLLAR

Estos dos lugares, no sólo eran un referente de la Condesa, eran sinónimo de reventón en Acapulco. Si alguna vez escuchaste hablar de las alocadas fiestas de espuma, pues Disco Beach era el responsable. Aquí la vestimenta no importaba, la única etiqueta era asistir con ganas de divertirte.

En One Dollar, la cosa cambiaba, lo recordamos como uno de los principales bares donde comenzó a sonar rock en vivo con bandas conformadas por acapulqueños con talento. Aquí se hacían toquines constantemente y la cerveza fría no podía faltar.

10. B&B Discotheque 

Recuerdas esa casita iluminada en color verde que se veía desde lejos por el rumbo de Caleta…. pues era nada más y nada menos que el B&B, todo un icono de Acapulco y seguramente uno de los sitios favoritos de tus padres. Si eras fan de la música de los 60s, 70s, 80s y 90s. Contaba con dos pistas de baile, si lo tuyo era la música más suave o las baladas románticas, elegías la planta alta, pero si te gustaba la música más actual entonces podías quedarte abajo disfrutando la noche sin dejar de bailar.

 


Fuente: Acapulco News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *