300 voluntarios armados conforman nueva ‘policía ciudadana’ en la Sierra

Unas mil 500 personas, encabezadas por los comisarios de 23 poblados de los municipios de Eduardo Neri (Zumpango) y Leonardo Bravo (Chichihualco) que se ubican en la Sierra de nuestra entidad, aprobaron conformar una “policía ciudadana” integrada por 300 “voluntarios” armados para establecer medidas de seguridad y evitar incursiones violentas de grupos delictivos.
Esta decisión fue tomada luego de que el pasado sábado 9 de junio se registró la incursión de unos 200 hombres armados en la comunidad de Corralitos, municipio de Leonardo Bravo, donde atacaron a balazos dos viviendas y asesinaron a tres hombres, a uno de los cuales decapitaron.
El lunes siguiente, se encontraron dos camionetas clonada del Ejército, en una de las cuales estaba el cuerpo sin vida de un hombre que vestía ropa tipo militar, que al parecer formaba parte de un grupo delictivo que encabeza un sujeto al que los pobladores identifican como Juan Castillo, alías ‘El Teniente’, quien habría ordenado los ataques dos días antes.
A raíz de esos hechos de violencia, la vida en ésta y otras comunidades de la Sierra ha sufrido un cambio drástico pues no hay servicios educativos, no hay servicio médico, el servicio de transporte es limitado y ante esta situación, este lunes los comisarios y una representación habitantes de esos 23 poblados se reunieron en esta comunidad en privado.
Al concluir el encuentro informaron que retomaron la organización de la Unión de Comisarios de la Sierra y que marcharían para anunciar la conformación de su propia “policía ciudadana” con 300 voluntarios para resguardar sus poblados.
La marcha inició en el centro de esta localidad, sobre la carretera que comunica a Chilpancingo con Tlacotepec, cabecera de Heliodoro Castillo, y concluyó en un paraje en la cima de una loma de un bosque donde se construye una cancha de básquetbol.
El presidente de la Unión de Comisarios de la Sierra, David Barragán López, informó que con lo ocurrido el sábado 9 de junio “se demostró que teníamos la razón y las autoridades no hicieron nada por evitar esos hechos de violencia; hay personas que nos quieren sacar de nuestro pueblo y no lo vamos a permitir”.
Señaló que después de los hechos de violencia, las autoridades se comprometieron a que más tardar el viernes 15 de junio se iba a disponer de un operativo con policías estatales y elementos del Ejército para brindar seguridad, pero “nos engañaron, no fue cierto, la carretera está sola y sin resguardo”.
El comisario de Los Morros, municipio de Leonardo Bravo, denunció que tras la incursión del grupo delictivo, al menos 600 personas abandonaron Corralitos y “ahora andan refugiados en los pueblos pidiendo alojo y de comer”, lo que consideró es “una situación muy triste”.
Barragán López informó que son unos 300 “voluntarios” los que han decidido incorporarse a esta “policía ciudadana para darnos seguridad a nosotros mismos”, y adelantó que “habrá filtros desde Xochipala, en este corredor, para que circulen bien el transporte y los servicios públicos” que necesitan los habitantes de los pueblos de la Sierra.
El comisario indicó que decidieron “establecer nuestra propia defensa, nos vamos a defender y le pedimos el presidente, Enrique Peña Nieto, que ponga pone atención en esta zona abandonada. No tenemos para comer, no hay educación porque las escuelas están cerradas y le pedimos que ponga atención a esta zona”, añadió.
Denunció además que a “diario tenemos amenazas de incursiones armadas, que vienen 500, 600 o 700 (delincuentes) por los lados y eso mantiene atemorizada a la familia, a nuestros hijos; nosotros no le debemos nada a nadie y nos quieren desplazar porque estamos unidos”.
Otro comisario, Alfonso Pacheco González, indicó que decidieron unirse “para pedir seguridad”, porque “la iniciativa es conformar una policía ciudadana que quiere estar en coordinación con las autoridades para tener un diálogo y tender la mano para ver de qué manera podemos enfrentar esta situación de inseguridad”.
Añadió que esta policía se regirá “por los usos y costumbres nuestras, no tenemos problemas entre las comunidades, queremos vivir en paz, aquí la gente vive inseguridad, vivimos una situación triste porque las familias están inseguras de salir a las calles”.
Recordó que en 2013 sucedió una situación similar de “inseguridad, nos unimos por una causa, nadie quiere salir a la calle porque te pueden reconocer y te hagan algo, se aprobó por mayoría creación de la policía ciudadana y se va a regir por usos y costumbres de los pueblos”.
Los comisarios denunciaron que en la región de la Tierra Caliente “hay pueblos fantasma por el problema de la inseguridad, pero nosotros aquí nacimos y no nos vamos ir a vivir a otro lado; demandamos que le ponga interés el gobierno y nos den seguridad”.
En la asamblea participaron los comisarios de esas 23 comunidades, entre las que se encuentran Filo de Caballo, Puerto General Nicolás Bravo, Tepozonalco, Tres Cruces, Los Morros, La Felicidad, Iyotla, El Miraval, La Laguna, Torre Camotla, Carrizal de Bravo, Coatepec de la Escalera, Campo de Aviación, entre otros.

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *