El asesinato de Abel Montufar, “cobarde y “ruin”, dice su hermano

Con el resguardo de policías estatales y ministeriales, y el acompañamiento de miembros de la clase política priista, la tarde de ayer fue sepultado en el panteón de Chilpancingo el candidato a diputado local y alcalde con licencia de Coyuca de Catalán, Abel Montúfar Mendoza, asesinado a balazos el martes pasado en Ciudad Altamirano.
Durante el entierro, el delegado de Gobernación federal, Erit Montúfar Mendoza, aseguró que el asesinato “cobarde” y “ruin” de su hermano fue producto de ambiciones personales, aunque no precisó de quien o quienes, y confió en que las autoridades harán justicia.
“No es posible que gente que ni siquiera tiene preparación, únicamente piense en sus intereses personales, es por ello que ocurrió este lamentable hecho, por la ambición, porque quieren llegar al poder sin ni siquiera saber lo que van a hacer”, aseguró.
Añadió que “por ello, ante todos ustedes, exijo, pido, se investiguen estos lamentables hechos y se castigue a quien se tenga que castigar”.
El cuerpo de Abel Montúfar llegó a Chilpancingo la tarde del miércoles, a petición de su familia, que consideró que no existían las condiciones de seguridad para velar y sepultar al candidato en Coyuca de Catalán, su tierra natal.
Fue velado en el fraccionamiento Jacarandas, donde se ubica el domicilio de sus padres. Ahí, la tarde del miércoles, la familia recibió la visita del gobernador Héctor Astudillo Flores, con quien se reunieron en privado durante 30 minutos.
Este jueves se celebró una misa de cuerpo presente en la iglesia de San Francisco, ubicada en el barrio del mismo nombre, lugar al que no se permitió el acceso a los medios de comunicación a petición de la esposa de Abel Montúfar.
En la zona cercana a la plazuela de San Francisco fue notoria la presencia de policías estatales y ministeriales fuertemente armados, quienes acompañaron al cortejo fúnebre hasta el panteón central, donde fue enterrado el candidato priista.
Al acto asistieron el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez; el candidato a senador, Manuel Añorve Baños; el delegado nacional del tricolor, José Parcero López; la diputada federal por el distrito de Tierra Caliente, Silvia Rivera Carbajal, quien renunció a ser candidata a diputada local por Morena debido a que no había condiciones para hacer campaña.
También estuvieron presentes el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno, y la candidata a diputada federal por el distrito 07 con cabecera en Chilpancingo, Beatriz Alarcón Adame, entre otros políticos.
Los familiares y amigos que acompañaron el cortejo fúnebre portaban gorras y playeras con los logotipos del PRI y el nombre de Abel Montúfar, que formaban parte de la propaganda que utilizó el candidato durante su breve campaña para competir por la diputación local del Distrito 17, con cabecera en Coyuca de Catalán.
Durante las palabras de agradecimiento que dio a las personas que acompañaron en la misa y el sepelio de su hermano, Erit Montúfar exigió a las autoridades la inmediata localización y detención de los responsables del homicidio, y dijo que confía en que el caso no quedará en la impunidad.
“Este hecho que le hicieron a mi hermano, muy cobarde, muy ruin, no quedará impune, porque tenemos fe, tenemos confianza en las instituciones federales e instituciones estatales. Sabemos que se van a encargar de hacer justicia, lo único que pedimos sus familiares es que se aplique la Ley”, aseguró.
Finalmente hizo un llamado a la población de Tierra Caliente a que no se dejen “amedrentar por unos cobardes que quieren vivir del trabajo que nosotros hacemos”.
Por su cuenta, Heriberto Huicochea, lamentó el asesinato del candidato priista, de quien dijo estaba en condiciones de ganar las elecciones del próximo 1 de julio.
“Desafortunadamente a nuestro amigo le ha sido arrebatada de manera cobarde, de manera vil, su vida ejemplar”, dijo el dirigente priísta, quien añadió que “con él perdemos un gran pilar, no solamente del partido en el que él militaba, el Partido Revolucionario Institucional, sino un pilar en la Tierra Caliente, porque él era quien nos ayudaba precisamente en estos momentos a empujar esta importante contienda”.
Huicochea Vázquez pidió a sus familiares y amigos “luchar con valor” y “no amedrentarnos, imponer la fuerza de la razón para que podamos seguir transitando en la civilidad y sobre todos en los buenos gobiernos”.

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *