Activistas exigen que se detenga “ecocidio” en el encauzamiento

Activistas del “Grupo Pro Chilpancingo” hicieron un llamado a las autoridades del municipio a detener el “ecocidio” que se pretende cometer en el encauzamiento del Río Huacapa donde se construye una ciclopista y donde se podrían cortar un centenar de árboles.
Este martes las integrantes de esa agrupación ofrecieron una conferencia de prensa para repudiar que se hayan invertido 64 millones de pesos en ese proyecto sobre el pestilente encauzamiento y no en temas prioritarios como atender la maltrecha infraestructura urbana de la capital, como sus vialidades o el alumbrado público.
Abril Cruz dijo que esa agrupación está en “contra diversos actos de la autoridad que tienen sumido a Chilpancingo en un estado deplorable y que nos mantiene como la peor capital del país”.
Indicó que su preocupación ha sido planteada a las autoridades del municipio y en particular a la Dirección de Recursos Naturales y Ecología, “no vemos ninguna respuesta del municipio y menos del estado; se van a invertir 65 millones de pesos que bien se hubiesen invertido en reforestar, en comprar medicinas, estamos en situación de emergencia y vienen a castrarnos la vida”.
Consideró que en la capital “el gobierno solo está pensando en cómo afectar más y empeorar la calidad de vida de los habitantes de esta ciudad, hay miedo de por medio, no cualquiera se atreve a alzar la voz; exigimos a las autoridades que se abstengan a poner su herrería ya hay árboles, ayer estuvimos esperando a alguien que nos pudiera atender pero no tuvimos ninguna respuesta y nos tiran de locas, demandamos que se detengan los trabajos y no sigan haciendo sus cochinadas”.
Aranza Inzúa recordó que el cauce de lo que era el río Huacapa “es un foco de infección, ¿cómo vamos a utilizarlo como ciclovía?, porque hay gases que emanan del cauce y que podrían afectar nuestra salud, no se nos hace justo que se haga una ciclovía, lo hubiesen invertido en un proyecto de arreglar la deteriorada infraestructura urbana”, añadió.
Gabriela Alvarado aseveró que “vivimos en una de las peores ciudades por la falta de servicios, que no se atente contra la vida de esos árboles, pedimos que hagan conciencia ante el cambio climático y que sirven para contener la crecida del río en tiempo de lluvias”.
La profesora, Diareni Coronado lamentó que detrás de ese proyecto “hay muchos intereses económicos en beneficio de unos cuántos, los árboles son una contención a los desastres naturales contienen los desastres naturales y que nos ayudan a limpiar el aire, no fue una genial idea construir un proyecto en el foco de infección más grande de esta ciudad, no vemos a nuestros hijos transitando por ese canal y las autoridades deben dejar de pensar en el presupuesto como un negocio y debe ser un bienestar común de los ciudadanos”.

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *