Se inició una investigación sobre la filtración de las fotografías que les fueron tomadas a las jóvenes colombianas

Por instrucciones del gobernador Héctor Astudillo Flores, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, inició una investigación sobre la filtración de las fotografías que les fueron tomadas a las jóvenes colombianas que resultaron gravemente heridas en un accidente automovilístico, y procederá contra quienes resulten responsables.
El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, expresó a nombre de las autoridades estatales y federales su total indignación por la divulgación de fotografías y videos que representan una invasión al derecho a la privacidad de ambas jóvenes y un atropello que será castigado, incluso, con la rescisión laboral.
Después de calificar como inadmisible la filtración de las imágenes y videos, Álvarez Heredia señaló que la Secretaría de Salud solicitó a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero, a la Fiscalía General del Estado, a la Contraloría Interna de esa dependencia y a la Dirección del Hospital General, realizar una exhaustiva investigación para determinar la responsabilidad, por acción u omisión, del personal de ese nosocomio que pudiera haber filtrado esas imágenes.
De acuerdo con las solicitudes hechas por la Secretaría de Salud, la filtración de las fotografías que muestran a las jóvenes, ahora fallecidas, en los momentos que reciben atención médica, “se violenta la dignidad humana y los procesos de calidad y respeto en la prestación de los servicios de salud conforme a la normatividad de la materia”.
Álvarez Heredia señaló que las investigaciones sobre este penoso y lamentable hecho, se harán con irrestricto respeto a los derechos humanos del personal del hospital general y total apego al estado de derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *