Creció 2.1% la economía mexicana en 2017: Inegi

Ciudad de México.- La economía mexicana medida a través del Producto Interno Bruto (PIB) creció en 2017 un 2.1 por ciento en términos anuales, pero tomando en cuenta cifras preliminares ajustadas por estacionalidad el crecimiento puede ubicarse en 2.3 por ciento, según los informes que este martes hizo públicos el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con las cifras oportunas publicadas por el instituto, el crecimiento se atribuyó al avance que tuvieron la actividad primaria (sector agropecuario) de 2.8 por ciento y la terciaria (servicios, comercio y transporte) de 3.1 por ciento, ambas a tasa anualizada.

Sin embargo y según el análisis de la información estadística, el crecimiento del PIB no fue mayor por un retroceso de 0.6 por ciento, a tasa anual, que registró la actividad secundaria o el llamado sector industrial mexicano.

Con datos desestacionalizados, que eliminan las variaciones de calendario, el PIB trimestral tuvo un aumento del uno por ciento en el cuarto trimestre frente al trimestre previo. En comparación con el último trimestre de 2016, la variación fue del 1.8 por ciento.

Los datos finales del año pasado se darán a conocer el 23 de febrero. En 2016 el PIB de México creció un 2.3 por ciento.

Sin embargo, tomando en cuenta los informes preliminares, puede establecerse que el 2.1 por ciento de 2017 ha sido el crecimiento anual más bajo en los últimos cuatro años. Y que el mayor impacto negativo del año pasado fue el sector industria que, en los hechos, se encuentra en recesión porque acumuló tres trimestres sin crecimiento positivo.

Para algunos especialistas, los datos del crecimiento están en línea con las proyecciones y análisis de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que las había ubicado en 2.2 por ciento para 2017, mientras que para 2018 espera un nivel de 2.4 por ciento.

En su Balance Preliminar de las economías de la región 2017, la Cepal advirtió que persistiría cierta incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

También estimó que los huracanes y los sismos ocurridos en septiembre de 2017 tendrían un balance negativo sobre el crecimiento económico del país de 0.14 puntos porcentuales del PIB, debido al incremento en costos y externalidades negativas para varios sectores de la actividad económica.

Para 2018, la Cepal estima para México un crecimiento del 2.4 por ciento, debido a la perspectiva de una mejora en el comercio mundial, al aumento de los ingresos públicos petroleros y a las actividades de reconstrucción derivadas de los desastres naturales de 2017.

Matiza que existen riesgos ligados al cambio en las condiciones financieras internacionales por nuevos incrementos de las tasas de interés externas, por los efectos negativos que la reforma fiscal en los Estados Unidos pudiera tener sobre el flujo de inversión a México y por el desenlace de las negociaciones del TLCAN.

Se espera que la inflación se ubique en un 3.5 por ciento (dentro del rango meta del Banco de México) y que el desempleo alcance también un 3.5 por ciento.

El déficit fiscal del sector público se ubicaría ligeramente por debajo del 20 por ciento del PIB y que el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos alcance niveles cercanos al 2.0 por ciento del PIB al cierre de 2018.

 

 

 

 

 

 


Fuente: Sur Acapulco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *