Acusan a CTM del asesinato de 2 trabajadores de la mina Media Luna

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana responsabilizó del asesinato de dos empleados de la minera Media Luna a “bandas armadas de matones” de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), a la empresa matriz Torex Gold y a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social. Quadratín Guerrero informó que dos trabajadores que participaban en el retén y paro de labores fueron ultimados a tiros por hombres armados que irrumpieron en la minera el sábado, ubicada entre las comunidades de Atzcala y La Fundición, municipio de Cocula.
De acuerdo con el diario El Sur, en un boletín, el Sindicato identificó a las víctimas como los hermanos Víctor y Marcelino Sahuanitla Peña, originarios de Tepecoacuilco, y denunció que tras el ataque, militares lograron detener a los agresores, “pero de inmediato los dejaron en libertad” y que incluso fueron escoltados por miembros de la Gendarmería. Asimismo informó que los paristas señalaron como responsables de la agresión a los líderes locales de la CTM, Óscar Sotelo Gaspar, Marcelo Ríos Zúñiga, Marcial Barrios, Rodolfo Aldave Villalobos y los hermanos Luis y Miguel Gómez Montiel, estos últimos conocidos como Los Chivos y acusados de dirigir la agresión.
“Lo que realizaron las bandas armadas de matones de la CTM se inscribe en las peores prácticas de la represión a obreros mineros y pobladores, por lo cual el Sindicato exige que se investigue y castigue penalmente a las tres instancias involucradas (Torex Gold, CTM y STPS), para que no quede impune esta vil y cobarde agresión”, demandó. Los empleados se declararon en paro el 3 de noviembre para exigir el cambio de la titularidad de su contrato colectivo de trabajo de la CTM al Sindicato Nacional de Mineros, porque la primera “no defiende sus derechos y los traiciona, los ofende, los agrede y los amenaza constantemente, y que está sometido totalmente a los intereses de la empresa”. Un día antes del doble homicidio, los paristas entraron a las instalaciones de Media Luna y desalojaron a unos 50 trabajadores afines a la empresa, así como a otros 30 del campamento ubicado en Atzcala. Tras el crimen, el Sindicato exigió el retiro de la concesión a la minera y “que ya no se realice el recuento sindical que estaba en perspectiva, sino que se confirme la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo de inmediato al Sindicato Nacional de Mineros”.

Fuente: Guerrero Quadratín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *