Muere joven madre y su bebé atropellados

Una joven madre y su hijo de dos años y medio de edad, fueron atropellados y muertos la tarde-noche de ayer en el bulevar “Vicente Guerrero”, cuando pretendía atravesar llevando a su pequeño en brazos, el cual alcanzó a llegar al hospital general de esta ciudad capital, pero los médicos nada pudieron hacer por salvarle la vida.

El conductor de la camioneta que los arrolló, detuvo la marcha de la unidad y se entregó a las autoridades señalando que asume parte de su responsabilidad.

Los hechos ocurrieron a las 19:00 horas de ayer domingo en el carril de alta velocidad sur a norte justo frente al hotel “El Parador del Marqués”, ubicado al sur de la capital.

Se dijo que la ahora occisa, Isela Santos Flores, de 20 años, originaria de la comunidad de Palo Blanco, de este municipio, intentó cruzar la vía de poniente a oriente llevando a su hijo de dos años 6 meses de nombre Maximiliano Vega.

Se dijo que a esa hora hay mucho tránsito vehicular, sobre todo porque en ese punto se juntan las unidades que salen de la autopista y los que salen de la carretera federal y muchos turistas regresan a su lugar de origen por la Autopista del Sol.

Lo cierto es que la jovencita fue atropellada con la parte delantera izquierda de una camioneta Ford Expedition, color gris con placas de circulación 243-YHF del Distrito federal.
Refieren testigos que la mujer salió volando por los aires llevando a su hijo en brazos, cayeron juntos y ella en todo momento protegiendo al menor.

Cuando llegaron las autoridades la joven todavía abrazaba al pequeño y este respiraba y sollozaba, siendo atendido de urgencia por paramédicos de Protección Civil, en tanto que la mujer murió al instante por traumatismo craneal.

El conductor de la camioneta no huyó, detuvo la marcha metros adelante y espero a las autoridades bajo el argumento de que no tuvo la culpa.

Fue detenido por elementos de la Policía Federal y puesto a disposición del Ministerio Público del Fuero común.

De los hechos dieron fe Peritos de la Fiscalía General del Estado y el agente del Ministerio Público, quienes levantaron el cuerpo y lo trasladaron a la morgue para la práctica de la necropsia de ley.

En tanto que el niño, pereció en el hospital general “Raymundo Abarca Alarcón” por un paro cardiorespiratorio, consecutivo al trauma cerebral por el atropellamiento.

Familiares de la hoy occisa llegaron al lugar señalando que se trató de un accidente.

 

 

 

 

 

 


Fuente: AG.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *