Movilización de autodefensas en Tlacotepec

Pobladores y grupos de autodefensa del municipio de Heliodoro Castillo, marcharon este domingo en Tlacotepec para exigir al gobierno del estado la liberación de los 42 “policías comunitarios” detenidos en Zumpango, así como el retiro de los elementos de la policía estatal de su zona de influencia.

Cientos de civiles armados marcharon en esta cabecera ubicada en el corazón de la sierra de Guerrero, para respaldar a los comunitarios de Mezcala que fueron detenidos por la policía estatal el jueves pasado, entre los que estaban siete menores de edad, de los cuales 42 continúan detenidos en las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en Chilpancingo.

Esta organización fue conformada el 7 de mayo de este año, apoyada por el movimiento Apaxtlense, del municipio de Apaxtla de Castrejón, y la comunitaria Tecampanera, de Teloloapan, posteriormente se extendieron hasta Mezcala y la zona minera, donde operan desde entonces con filtros sobre la carretera federal México-Acapulco.

La movilización fue también para ofrecer su solidaridad y protección al transporte público Tlacotepec-Chilpancingo, que en los últimos meses ha sufrido ataques por parte de grupos de la delincuencia organizada, lo que también ha provocado la ausencia de maestros de las escuelas de la región.

Exigieron al gobierno estatal el retiro de la policía estatal y del Ejército mexicano, acusándolos de cometer abusos en contra de la población con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico.

Durante la marcha se leyeron pancartas con diferentes consignas; “Exigimos la salida de la Policía Estatal”, “El transporte público apoya a la policía comunitaria, no más extorsiones y muertes”, “marcha por la paz y la seguridad del pueblo”, la cual recorrió las principales calles del poblado.

Además de la marcha, la “Policía Comunitaria” de Mezcala emitió un comunicado para exigir al gobierno estatal el cumplimiento de los acuerdos firmados el jueves tras la retención de elementos de la Policía Estatal.

Advirtió que “de no cumplir el gobierno con lo convenido; volveremos a convocar a los pueblos para que ríos de personas inunden la capital del estado hasta que nos sean entregados nuestros compañeros, estén al pendiente amigos y hermanos del municipio de Eduardo Nery y del estado de Guerrero de los que acontezca en las próximas horas”.

El jueves pasado, durante una incursión que realizaron a la cabecera municipal de Eduardo Neri, fueron detenidos y desarmados 49 de sus elementos por parte de la policía estatal, y consignados a la PGR, donde están a la espera de que se determine su situación legal.

Los abogados defensores esperaban que este fin de semana fueran liberados, pero será hasta que se cumpla el plazo de 48 horas, después de la puesta a disposición, cuando probablemente alcancen su libertad bajo fianza.

 

 

 

 

 


 

Fuente: El Sol de Chilpancingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *