Ya son 154 escuelas con daños graves

Los daños que ocasionó el sismo de magnitud 7.1 ocurrido el martes 19 de septiembre en la infraestructura educativa, han superado la capacidad de atención de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) para revisar los 12 mil 300 planteles educativos que hay en la entidad.

Así lo reconoció el subsecretario de Educación Básica, Emiliano Díaz Román, quien admitió que como consecuencia del sismo hay escuelas que no tiene las condiciones óptimas para que los alumnos reciban sus clases, y por ello padres de familia y maestros han reaccionado saliendo a las calles para demandar la rehabilitación de los inmuebles.

El funcionario dijo que la revisión y emisión de dictámenes sobre la situación de las escuelas públicas inició en la zona Norte, donde hubo las mayores afectaciones porque fue ahí en donde se sintió con mayor intensidad el temblor, principalmente en los municipios de Atenango, Tepecuacuilco y Copalillo.

Díaz Román señaló que “se dejó atender para después las instituciones que sufrieron alguna menor gravedad”, pero aceptó que “hay centros de trabajo que ya venían con unas dificultades de años y se acentuaron con este sismo”.

Informó que las escuelas con daños graves en su infraestructura son hasta el momento 154, como lo ha publicado la SEG en su página de internet, pero aceptó que existen algunas otras que no estaban identificadas como problema grave hasta después de que padres de familia y maestros se manifestaron en las calles.

El subsecretario aseguró que la atención es inmediata por parte de las autoridades educativas, y que han solicitado a los supervisores, directores y jefes de sector que envíen a la SEG una relación de las escuelas y las condiciones en que se encuentran.

Manifestó que la SEG está atenta a las necesidades de las instituciones y se está atendiendo donde existen “prioridades”, por ello pidió a los padres de familia canalizar sus inquietudes a través de sus autoridades inmediatas y evitar los bloqueos.

Agregó que aún no se concluye la revisión de escuelas en la Zona Norte, pues el lunes se atendieron los planteles de Taxco, Buenas Vista y Cuetzala, entre otros municipios.

Díaz Román aseguró que los bloqueos que hasta este martes mantenían padres de familia y maestros en al menos cinco puntos de Chilpancingo se están atendiendo junto a Protección Civil y el Instituto de Infraestructura Física Educativa (IGIFE).

Aceptó que la revisión en las estructuras de las instituciones es complicado porque “para que alguien dictamine si se sufrió daño tiene que ser una gente calificada”.

El funcionario estatal aceptó que los daños en las estructuras se agudizaron algunas situaciones en los centros de trabajo donde ya existían daños.

Añadió que el IGIFE deberá emitir los dictámenes correspondientes y en base a las prioridades se dará atención a la rehabilitación o reconstrucción  de escuelas a través del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *