Madre e hija caen a barranco… y sobreviven para contarlo

Una mujer que conducía un vehículo en compañía de su menor hija perdió el control del volante, cayó a un barranco de más de 200 metros en la colonia Rubén Mora, y aunque la unidad volcó en varias ocasiones, las tripulantes quedaron con algunas lesiones pero vivieron para contarlo.

Alrededor de las 15:30 horas una llamada al 911 reportó que  en la calle Gabriel García Márquez de ese asentamiento se había registrado un accidente automovilístico.

Elementos de la Policía Estatal y Municipal se trasladaron al lugar, encontrando un vehículo gris de la marca Toyota, tipo Yaris, con placas de circulación 180-WHJ del Distrito Federal, con diferentes daños.

A un lado del auto estaba la conductora, Obani Salder Reyna Alcaraz, de 48 años de edad y su hija Ana Paola, de 8 años, vecinas de la colonia Rosario Ibarra, las cuales fueron atendidas por paramédicos de la Cruz Roja, quienes se las llevaron al hospital del ISSSTE.

Ahí, a la señora le reportaron que presentaba traumatismo craneoencefálico, mientras que la menor solo tenía golpes en varias partes de su cuerpo.

Según testigos, la mujer bajaba a exceso de velocidad desde una calle del fraccionamiento Villas del Sol, solo que en ese momento perdió el control, chocó contra la guarnición y fue cuando cayó, volcó al barranco, llegó a la calle Gabriel García Márquez de la colonia Rubén Mora y se detuvo hasta impactar contra un árbol, a las afueras de una vivienda.

Peritos de Tránsito Municipal se encargaron de llevarse el vehículo al corralón.

 

 

 

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *