Casi 200 viviendas se inundaron por la crecida de arroyos

Casi 200 viviendas resultaron afectadas por inundaciones en la Tierra Caliente, además que alrededor de 30 familias fueron desalojadas de los municipios de Eduardo Neri, Tepecoacuilco y Huitzuco, luego del desfogue de 16 horas de la presa El Caracol, informó la Secretaría de Protección Civil del estado.

Desde el domingo a las 7 de la noche, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) tomaron la decisión abrir las compuertas de la presa El Caracol para hacer un desfogue controlado de agua durante 16 horas.

“Son 2 mil 100 litros por segundo lo que se está desfogando con el objetivo de tener mayor captación y evitar riesgos a la población colindante a esta presa”, informó este lunes el secretario de Protección Civil, Marco César Mayares Salvador.

Debido al desfogue se evacuaron de manera preventiva a 32 familias de los municipios de Eduardo Neri, Tepecoacuilco y Huitzuco para evitar “una situación de riesgo ante la crecida del cauce del río Balsas por el desfogue de la presa”.

Explicó que en el caso de Tierra Caliente se tiene un censo de 194 viviendas afectadas en los municipios de Pungarabato y Ajuchitlán del Progreso, por la crecida de dos arroyos que dejó inundaciones en casas cercanas a esos cauces.

Agregó que se habilitaron refugios temporales en la Tierra Caliente y en los tres municipios que mencionó de la zona Norte, pero que no hubo necesidad de utilizarlos porque la mayoría de las familias buscaron refugio con sus familiares.

Destacó que por las lluvias no se ha presentado ningún deceso o alguna persona lesionada, “si hay daños en carreteras del estado, pero no tenemos municipios incomunicados”.

 

 

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *