Alto a la homofobia, claman en marcha gay

Para exigir fin a la homofobia, y justicia por los más de 70 asesinatos por esta causa en contra de la comunidad Lésbico Gay Bisexual, Transexual, Intersexual y Queer (LGTBIQ), se llevó a cabo en Chilpancingo la marcha 16 del “Orgullo Gay”.

Aunque con poca convocatoria, unas 200 personas se dieron cita en el monumento a Las Banderas, e iniciaron un desfile hacia el zócalo, donde realizaron distintas actividades culturales, relacionadas con la comunidad, como bailes tradicionales, modernos e imitaciones.

La marcha también sirvió como plataforma para relanzar la exigencia del matrimonio igualitario, tema que en la mayor parte de los estados del país sigue en la congeladora, y ni siquiera es mencionado por los actuales legisladores, como en el caso de Guerrero, reclamaron activistas de Taxco, Iguala, Zumpango y Chilpancingo.

Orlando Pastor, representante de la comunidad LGTBIQ en Chilpancingo, manifestó que a pesar de grandes movimientos en el país y a nivel internacional, siguen los crímenes de homofobia, y para muestras dos recientes ocurridos, uno en Chilpancingo y otro en Ometepec.

Hace unos 20 días en Chilpancingo fue asesinada una “chica transexual”, llamada “Estrella”, quien fue hallada semidesnuda cerca de la avenida Insurgentes, y un joven estilista en Ometepec, casos de los cuales ninguna autoridad ha informado nada, dijo.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Crímenes por Homofobia, de 2010 a la fecha se han registrado en el estado 79 crímenes, los cuales lo posicionan en el sexto lugar a nivel nacional, que al no resolverse, ocasionan que se sigan cometiendo este tipo ataques fatales.

A pesar de la creación de fiscalías especiales para investigar este tipo de crímenes, no se ha avanzado en el esclarecimiento de los casos pendientes, “desgraciadamente hay una homofobia también institucional, ya que por el hecho de tener una orientación distinta, siguen quedando impunes”.

Tal es el caso del también activista y miembro de esta comunidad, Quetzalcóatl Leija, de quien a más de siete años, su caso sigue en la impunidad, y aunque las autoridades habían informado la ubicación de uno de los presuntos responsables, no se ha concretado su detención.

El activista explicó que con este tipo de movilizaciones, y al desarrollarse la marcha No. 16, es con el objetivo de educar a la población en general, principalmente a las familias, donde se origina la discriminación hacia este sector que cada vez se hace más visible. (API)

 

 

 


Fuente: El sol de Chilpancingo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *