Asesinan a Carpintero en Chilpancingo

Un hombre de oficio carpintero fue asesinado a balazos por personas desconocidas cuando se encontraba afuera de su domicilio, delante de sus hijos, en la calle principal de la colonia Rubén Mora, en el lugar que da acceso hacia la Rosario Ibarra, a un costado de la Jardines del Sur en la zona poniente de la ciudad.

De acuerdo con el reporte policiaco, alrededor de las 13:00 horas una llamada anónima alertó a las autoridades que entre las colonias Jardines del Sur y Rubén Mora se habían escuchado detonaciones de arma de fuego.

De inmediato el Grupo Especial de Reacción Inmediata (GERI) de la Fiscalía General del Estado (FGE) llegaron al lugar, encontrando le cadáver del carpintero Rubén García, de 49 años de edad, tirado sobre la calle, con al menos diez balazos.

Por este caso existen dos versiones; la primera señala que sus familiares—que lo vieron todo—explicaron a los agentes de la ley que el ahora occiso (que era originario de Chichihualco, cabecera del municipio Leonardo Bravo) estaba afuera de su vivienda con sus hijos cuando de pronto un hombre no identificado se acercó y sin mediar palabra le disparó en repetidas ocasiones, asesinándolo casi al instante.

La otra versión indica que dos jóvenes que viajaban en una motoneta llegaron hasta el lugar, preguntaron por Rubén García, quien al salir de su local que también era su casa, fue atacado a balazos. La víctima, ya con algunas balas en su cuerpo, intentó correr sobre la calle, pero sus agresores lo alcanzaron y remataron.

Fueron los mismos policías quienes acordonaron el área en lo que llegaban los encargados de realizar las diligencias correspondientes, encontrando regados diez casquillos percutidos, al parecer de calibre nueve milímetros.

La calle estuvo completamente cerrada por lapso de una hora, por lo que, automovilistas que buscaban pasar a las colonias siguientes, tenían que retornar y buscar vías alternas.

Hasta ese punto llegaron, en motoneta, dos jóvenes dedicados a la albañilería. Al verlos, policías ministeriales les marcaron el alto, cortaron cartucho y se acercaron a los dos hombres para revisarlos, sometiéndolos brutalmente porque “intuían” que podrían ser los asesinos.

Ahí mismo carearon a los dos retenidos con un testigo presencial, quien afirmó que no eran los victimarios. Enseguida, los agentes ordenaron a los muchachos que se retiraran.

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.

Familiares del occiso realizaron los trámites correspondientes para que les fuera entregado el cadáver y darle cristiana sepultura de acuerdo a sus creencias.  (NOTYMAS , API, AG)

 

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *