Macrotúnel abrirá el lunes, anuncia Astudillo

El lunes 17 de abril será inaugurada la primera etapa del Macrotúnel, magna obra de ingeniería vial ejecutada por la iniciativa privada para comunicar en un recorrido de cinco minutos las zonas Dorada y Diamante de Acapulco, informó el gobernador Héctor Astudillo Flores.

En la apertura oficial de esa vía de comunicación que impactará positivamente en beneficio de Acapulco, asistirá el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, así como representantes de las empresas que ganaron la concesión de construcción y operación del proyecto.

“Será una obra innovadora aquí en Acapulco y que también debo de decirlo, que cuando llegué a ser gobernador, tenía una gran cantidad de problemas y de conflictos afortunadamente con la ayuda de varias gentes pudimos ir avanzando con esta obra y pues ya se concluyó, yo la recorrí antier y la realidad es que está totalmente acabada”, comentó en entrevista el mandatario estatal.

Astudillo Flores dijo que en estos momentos están detallando algunos pendientes menores para su mejor presentación y que la obra pueda ser inaugurada el lunes. Recordó que inicialmente hizo el compromiso de hacerlo antes de la Semana Santa, pero no fue posible porque ingresó mucho vehículo de turistas y faltaban algunos detalles de seguridad que han sido subsanados para no afectar el flujo vial.

La inversión de la obra

La inversión para esta obra —que inició el 6 de junio de 2013 y se pretendía concluir originalmente en junio de 2015—, supera los 3 mil 800 millones de pesos, recursos que fueron aportados por la iniciativa privada y los gobiernos federal y estatal.

Mil 100 millones de pesos invertidos por el Fondo Nacional de Infraestructura bajo el esquema de subsidio; 300 millones de pesos por el gobierno del estado y el resto, 2 mil 100 millones de pesos por parte de las empresas Ideal de Grupo Carso y la constructora ICA, concesionarias del proyecto.

Ese proyecto que consta de 3.2 kilómetros bajo tierra y su carpeta de rodamiento total de 3.6 kilómetros, desde sus conexiones en Joyas de Brisamar a Metlapil, será operado —bajo un esquema de cuota similar al Maxitúnel que es administrado por Grupo ICA desde 1996— por la empresa de Carlos Slim Helú durante 30 años. Después de esa fecha pasará a ser administrado por el gobierno del estado.

La primera etapa de esta vía corresponde a los entronques Brisamar y Cayaco. Será hasta el junio de 2017 cuando sea culminado el viaducto elevado Cayaco-Diamante y con ello su terminación al 100 por ciento del proyecto de la obra del Macrotúnel.

Cabe recordar que los trabajos de este proyecto estuvieron parados durante un año debido a protestas de ejidatarios por compromisos incumplidos durante la gestión del exgobernador Ángel Aguirre Rivero, y por modificaciones del proyecto original para evitar afectaciones futuras por inundaciones en Llano Largo.

A prueba de sismos

El titular de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Gobierno del Estado (CICAEG), Javier Taja Ramírez, quien se encarga de la supervisión permanente de los trabajos, aseguró que este proyecto cuenta con todas las medidas de seguridad, incluso para resistir sismos superiores a 8 grados en escala Richter, y será una obra de primer mundo para Acapulco.

Sobre las afectaciones a casas habitación por efectos de las trabajos desarrollados, el funcionario estatal dijo han cumplido y constatado que la empresa aseguradora indemnice a los afectados.

Taja Ramírez reconoció el esfuerzo del gobernador por reactivar este proyecto que fue abandonado por la administración pasada, lo que implicó un costo adicional para resolver problemas que se generaron.

 

 

 

 

 


Fuente: Bajo Palabra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *