Es reducido el número de maestros en el estado que tiene estudios de posgrado, reconoce la SEG

El subsecretario de Educación Media Superior y Superior, de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Arturo Salgado Urióstegui, dijo que es reducido el número de maestros en el estado que tiene estudios de posgrado, como doctorado y maestría.

En conferencia de prensa, Salgado Urióstegui presentó la convocatoria de ingreso al doctorado en Investigación e Intervención Educativa, que se imparte en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) de Acapulco, junto con los coordinadores Baldomero Albarrán, Epifanio Espinoza, Neftalí Saturnino y Hermes Nolasco.

Salgado Urióstegui dijo que el doctorado está reconocido por la UPN Ajusco e incorporado al programa de becas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dura cuatro años y cuenta con modalidad presencial. Su objetivo es “formar investigadores y profesionales en el campo de la educación con un enfoque regional”.

Señaló que el número de maestros de nivel básico y medio superior con estudios de posgrado en el estado es reducido, aunque no es un requisito para impartir clases; contrario al caso del nivel superior, en el que se le exige a los docentes que se preparen y especialicen de manera continua para poder impartir los conocimientos necesarios a los estudiantes.

Dijo que en la primera generación del posgrado se inscribieron nueve maestros y siete concluyeron los estudios, mientras que para la segunda generación se abrirán dos grupos de 20 estudiantes, es decir, serán 40 los docentes que tendrán la oportunidad de ingresar.

Además, los profesores del posgrado están dentro del Sistema Nacional de Investigación.

Señaló que el posgrado no se limita a un grado escolar o a uno de los tres niveles, básica, media superior y superior.

Epifanio Espinoza dijo que los temas que investigan los estudiantes del posgrado están relacionados con procesos y prácticas educativas de los distintos niveles, algunos se enfocan en la secundaria con las normativas de las últimas reformas, otros en primaria, otros en la formación de docentes.

También investigan las condiciones educativas en “áreas difíciles” como la región Montaña, así como las prácticas de los maestros en temas específicos, como la enseñanza de fracciones; otro más analiza las condiciones de los alumnos que tienen que trabajar y estudiar al mismo tiempo.

Sobre la cantidad de estudiantes, dijo que la calidad de un programa de estudios no está relacionada con cuántos alumnos se inscriben, sino con las facilidades que se les dan y su producción de estudios. Dijo que el posgrado no puede ser masivo, porque hay limitantes entre los nueve maestros y la cantidad de estudiantes.

Por su parte, Baldomero Albarrán dijo que los estudiantes del posgrado podrían exponer soluciones a los problemas educativos, de manera formal, ante la SEG, con lo que se evitaría que las investigaciones que realicen no queden almacenadas, sino que den resultados.

 

 

 

 

 


Fuente: El Sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *