Por plazas sin techo presupuestal hay carencias en Salud

El gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró que la creación de miles de plazas de trabajo sin techo presupuestal en la Secretaría de Salud es lo que provoca que haya carencias en centros hospitalarios, además que representa “un gran problema de carácter económico al estado de Guerrero”, pero anunció que a pesar de ello ya se consiguieron 57 millones de pesos para pagar el bono compensatorio que exigen 21 mil trabajadores de ese sector.

Este miércoles, el gobernador aseguró que “el pago del bono” a los empleados de la SSa “está resuelto” y señaló que “seguramente en las próximas horas se pagará”.

Astudillo Flores precisó que el pago de ese bono “no está presupuestado, está fuera de presupuesto y hemos tenido que conseguir dinero para pagarlo”.

Se quejó de que así como el bono compensatorio, “igual que están fuera de presupuesto una gran cantidad de plazas en la Secretaría de Salud, de personas que metieron a trabajar sin tener techo presupuestal” en anteriores administraciones.

Explicó que de 7 mil trabajadores que había hace unos años, la plantilla laboral creció hasta llegar a 21 mil trabajadores en el sector salud; “es un asunto complicado, por eso en ocasiones hay carencias de cosas en Salud, porque se tiene que tomar una valoración si se despide personal o dejar de comprar a veces algunas jeringas o lo que requieren los hospitales, para pagar a empleados sin techo presupuestal”.

Subrayó que esas plazas en Salud sin techo presupuestal, “es uno de los grandes problemas del gobierno del estado, no de éste, del pasado también; entonces conseguir un bono que no está dentro de las posibilidades, no es un asunto sencillo, pero mañana (jueves) se va a resolver”.

Reveló que “son 57 millones de pesos, más cinco días extraordinarios que se les dan de aguinaldo a principios de año”, los que se pagarán este jueves, y reiteró que “la Secretaría de Salud le genera un gran problema de carácter económico al estado de Guerrero”.

El mandatario estatal se refirió entonces a la denuncia que hicieron trabajadores del Hospital General por la falta de material y medicinas, y señaló que “ayer di instrucciones, conforme me enteré, y le pedí al secretario de Salud, Carlos de la Peña que atendiera” el problema.

Añadió que “la explicación que me ha dado es que desde ayer atendieron el asunto, con unas jeringas que no traían agujas, le di instrucciones que atendiera en la medida de nuestras posibilidades las cosas que están requiriendo y de acuerdo a lo que me han informado lo están atendiendo, yo mismo, en días próximos, visitaré el hospital”, señaló.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Astudillo Flores se refirió a los casos de violencia contra mujeres que se han registrado en Guerrero y la exigencia de que se declare una alerta de género en la entidad, y explicó que “en estos días estamos concluyendo el trabajo de lo que en la Secretaría de Gobernación es la ruta del análisis de la alerta de género o no”.

Dijo que “ayer tuvimos una reunión que encabecé y próximamente estaré en condiciones de darles el resultado de esa información, que todos los días se trabaja para integrarla” y entregársela a Gobernación, “para que ellos analicen si es o no viable la alerta de género”.

Astudillo Flores aceptó que Guerrero “tiene un serio problema de homicidios” de mujeres, pero “hay que conocer a fondo los datos reales que tenemos, los que se puedan cruzar a nivel nacional y tomar una determinación; en lo particular haré lo que me indiquen, no quiero adelantar porque si digo que no estoy a favor y sí sale a favor, me voy a dar una quemadota, prefiero que institucionalmente esto vaya caminando”.

Por otro lado, el gobernador hizo “un llamado a la gente que evite los incendios forestales, traemos una actividad extraordinaria en el ataque a los incendios, en la ruta en la que vamos de aquí a que llueva con mediana normalidad, faltan dos meses y medio, es bastante tiempo que falta para tanto incendio que hay”.

Agregó que de acuerdo a los datos que tienen, los incendios han aumentado este año en un cien por ciento, comparados con el año pasado; “estamos muy adelantados, especialmente en Acapulco se siente la presencia del humo en todos los lugares, en todos los municipios, en estos tiempos es difícil encontrar a alguien en una actitud de sensatez le prenda fuego al campo”.

Dijo que otro factor que ha favorecido “a los incendios es el aire fuerte que se sintió hace diez días”, y por eso hizo “un llamado a que no quemen; este fin de semana hubo incendios en Acapulco, las personas que se dedican a atender este problema están llenas de trabajo, no se dan abasto para atender tanto incendio y por eso hago un llamado a que no incendien”, añadió.

 

 

 

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *