Buscan el celular del periodista asesinado; es pieza clave en la investigación del caso

Agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) “andan por toda la zona deteniendo vehículos, haciendo preguntas por todos lados, casi siempre de manera agresiva”, como parte de la investigación federal que se realiza para esclarecer el asesinato del periodista Cecilio Pineda Birto, y una pieza clave de las pesquisas es la recuperación del teléfono celular del reportero muerto, el cual al parecer está “perdido”, informó Israel Flores Rodríguez, reportero y ex dirigente de la delegación 33 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP).

Cecilio Pineda fue asesinado a tiros en Ciudad Altamirano la tarde-noche del jueves pasado mientras descansaba en una hamaca, en tanto su vehículo era lavado en un establecimiento de los conocidos como “autolavado”. Al parecer hablaba por su teléfono móvil cuando llegaron dos sujetos en una motocicleta, uno de ellos se bajó y se dirigió al periodista empuñando una pistola, pegándole varios tiros.

Según una nota de la Agencia de Noticias Guerrero (ANG), Israel Flores habría informado telefónicamente que los policías federales recorren los lugares donde estuvo Cecilio Pineda horas antes de su asesinato en la búsqueda de pistas que les permitan establecer el móvil y tratar de identificar a los probables autores intelectuales y materiales del homicidio.

Una pieza clave en la investigación es el teléfono celular del periodista, quien vivía con su familia en la tenencia de Riva Palacio, en los límites del estado de Michoacán y Guerrero, pero sus actividades cotidianas las realizaba en Ciudad Altamirano y en otras localidades de la región calentana.

El reportero Israel Flores, según ANG, comentó que “dentro de las posibles líneas de investigación que se están siguiendo en este caso son, primeramente, por algún adeudo considerable con gente de la delincuencia organizada, o bien fue el resultado de lo que él en vida escribía”.

También dijo que los familiares de Cecilio Pineda se han negado a pedir medidas cautelares y solamente exigen justicia a las autoridades federales y estatales para que se esclarezca el crimen lo antes posible y se castigue a los que lo mataron.

 

 

 

 

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *