Ante mil universitarios entrega Javier Saldaña los documentos de su registro como candidato a rector

Ante más de mil funcionarios, maestros, trabajadores administrativos y estudiantes, Javier Saldaña Almazán entregó los documentos correspondientes para registrarse como candidato a rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) en el periodo 2017-2021.

El candidato de unidad del Grupo Universidad por Guerrero presentó unas 580 firmas de consejeros de unidad y consejos de unidad, 430 más de las 150 que se pidió como requisito para el registro de los aspirantes al cargo de rector.

Saldaña Almazán dijo que ante las declaraciones del integrante del colectivo Insurgencia Universitaria Guerrerense, Román Ibarra Flores, quien aspiraba a ser candidato a rector, en las que lo desacreditaba de manera personal, recibió amenazas por las que tuvo que sacar del país a su madre y sus hijos hace 15 días.

Desde las 10 de la mañana, más de mil funcionarios, integrantes del Grupo Universidad por Guerrero, maestros, trabajadores administrativos y estudiantes de las siete regiones del estado, llegaron a la Rectoría en donde se instaló un templete, se repartieron aguas y se amenizó la espera de Saldaña Almazán con un grupo musical que interpretó canciones populares de banda.

Cada una de las escuelas de la UAG que asistió al registro de Saldaña Almazán como candidato a rector, por segunda ocasión consecutiva, portaba una lona o manta para distinguirse, como la de Ciencias Químico Biológicas, la de Artes, las preparatorias 1, 9 y 33, de Chilpancingo; la de Medicina, y las de Enfermería de Acapulco y Chilpancingo, y otras.

Un grupo de animadores que usaban zancos y otro de la tradicional danza de Chilpancingo, tlacololeros, también estuvieron en la Rectoría festejando el registro de Saldaña Almazán.

Para que los estudiantes pudieran asistir al registro, en las escuelas de la UAG en Chilpancingo se suspendieron las clases a partir de las 10 de la mañana, mientras que a los alumnos del turno vespertino que asistieron se les permitió ausentarse.

En el caso de las escuelas de otras partes del estado, sólo se justificó la falta de los estudiantes que viajaron a la capital; por su parte, los maestros no impartieron sus clases de manera normal.

A las 12 del día, acompañado por integrantes del Grupo Universidad por Guerrero, Saldaña Almazán se presentó ante la Comisión Electoral para entregar los documentos correspondientes a su registro.

En declaraciones al salir de las oficinas, Saldaña Almazán dijo que se decidió que los consejeros universitarios no le proporcionarían firmas para respaldar su candidatura, pero que juntó cerca de 500 firmas de consejeros de unidad y cerca de 80 consejos de unidad.

Se le preguntó sobre la postura de los universitarios que están en contra de su reelección, quienes consideraron que la convocatoria para el registro de los aspirantes al cargo de rector no permitió que hubiera oponentes, contestó que desconoce el proceso y que la Comisión Electoral es autónoma, además de que a quienes cumplan con los requisitos se les debe permitir registrarse.

Sobre la postura de Ibarra Flores, quien consideró que Saldaña Almazán no debería postularse para reelegirse por las observaciones que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo en el ejercicio fiscal 2015, que corresponde a su administración, dijo que “él (Román) ha estado diciendo muchas cosas”.

Señaló que en un principio, Ibarra Flores lo desacreditaba como persona y eso causó que lo amenazaran de manera personal, por lo que tuvo que sacar del país a su madre y a sus hijos el viernes pasado, aunque no dio detalles acerca de las amenazas.

Llamó a los universitarios a respetar la ley de la institución y a que las diferencias que tengan se discutan de manera interna, “que no traigamos a personas externas”.

Dijo que será incluyente y que una vez que entre nuevamente a la Rectoría buscará una ruta de conciliación, con los universitarios que están en contra de su proyecto, “yo voy a ser rector de todos, ellos merecen mi respeto, todo mi respaldo también, como universitarios en un universo de 90 mil alguien tiene que pensar distinto”.

Dijo que su compromiso con los universitarios es consolidar “lo que ya se tiene”, mejorar las preparatorias, aumentar el número de becas, mejorar las casas de estudiantes, reformar el reglamento escolar para darle apertura a los migrantes y fortalecer más a los indígenas, pero “sobre todo” cuidar la estabilidad laboral de los trabajadores.

Acerca de si la UAG recibirá a los migrantes en edad escolar, Saldaña Almazán reiteró que sí, porque ante la política del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a quien se refirió como “este hombre autoritario, dictador”, incluso los migrantes que tienen su residencia comprobada en el país vecino están siendo deportados.

Se le preguntó si en su nuevo proyecto habrá un punto particular al respecto de la inseguridad en el estado, que ya causó secuestros y asesinatos de universitarios, a lo que contestó que sí y que pedirá a los gobiernos municipales y el estatal que den las garantías a todos.

Sobre la presencia de más de mil universitarios en la Rectoría, dijo que “todo se desbordó” y que él pretendía acudir acompañado de un número más reducido de integrantes del Grupo Universidad, aseguró que él no pagó por el traslado de los estudiantes y tampoco por las aguas, el grupo musical o la instalación del templete.

Sin embargo, se supo que los universitarios recibieron cupones en la Rectoría, para asistir al Comedor Universitario de manera gratuita, además de que a los estudiantes de las preparatorias de la capital se les prometieron 20 pesos por asistir al acto, los cuales podían cambiar por un refresco.

Saldaña Almazán aseguró que su campaña será “más austera”, ya que no pagará por publicidad en ningún medio impreso, no habrá pintas ni acudirá a las radios para promoverse como rector.

 

 

 

 

 

 


Fuente: El Sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *