La evaluación fue un fracaso pues no asistieron 420 de 515 convocados, asegura la CETEG en Acapulco

El responsable de la Comisión Política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de Educación en Guerrero (CETEG) en Acapulco, Walter Emanuel Añorve Rodríguez, opinó que fue un “fracaso” la evaluación del sábado y domingo que hizo la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

En entrevista luego de asistir a la reunión de padres de la primaria Hermenegildo Galeana, señaló que “para ellos que vaya una minoría es un éxito, sin embargo nosotros queremos decirlo con toda propiedad, que tenemos 420 maestros inscritos en un listado que no se presentaron a evaluar, de los 515 que convocaron (las autoridades). Decir que si esos restantes que llegaron, ellos le llaman un éxito, pero para nosotros es un fracaso”, precisó.

El sábado la coordinadora estatal del Servicio Profesional Docente, Margarita Nava Muñoz, informó que 317 maestros se presentaron, de los 423 maestros notificados para presentarse a la evaluación al desempeño docente, etapa extraordinaria.

Walter Emanuel dijo que las autoridades han “maquillado” las cifras, recordó que en la evaluación del año pasado las cifras las modificaron, porque “primero dijeron que habían sido un tanto por ciento, después que habían llegado por fin otro tanto por ciento, pero al final los números no reflejaban esos porcentajes que daban”.

Sostuvo que la evaluación ha sido un fracaso, porque no es una evaluación “formativa” o mejor condición de aprendizaje en los alumnos, sino que pretende despojar de la plaza de base a los maestros, por eso ha “fracasado este tipo de evaluación”.

Abundó que no han represalias contra los maestros que no se presentaron, porque hubo un compromiso con las autoridades de respetar que la evaluación fuera voluntaria, que fue “un acuerdo que se obtuvo ante la jornada última de lucha que tuvimos nacional y que de ahí sale la convocatoria para que así sea”.

Walter Emanuel insistió que en Guerrero la reforma educativa “no va a pasar, y no pasará, hemos trazado una ruta y un proceso de lucha bastante fuerte, donde hemos puesto en la mesa el intento de imponer esta reforma, lo que ha producido es un mayor rechazo, y es el fracaso más rotundo del gobierno de Enrique Peña Nieto”.

 

 

 

 

 


Fuente: El Sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *