Menor esperanza de vida y enfermedades ligadas a la pobreza, en la Montaña

La determinación de construir cuatro unidades medicas rurales en la Montaña de Guerrero, es porque en esta región de pobreza extrema aún continúan registrándose muertes maternas y muertes por enfermedades respiratorias y estomacales, señaló el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa.

“En la Montaña se muere la gente por diarrea, por enfermedades del sistema pulmonar, respiratorias y muertes maternas infantiles”, señaló el funcionario federal.

Las Unidades Médicas  en marcha son en los  municipios de Acatepec, Cochoapa El Grande, Metlatónoc y Ayutla de los Libres, con servicios de consulta general.

Por la tarde de este viernes, tras tres horas de retraso, los funcionarios federales, la directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado y  el director del IMSS Mikel Arriola Peñalosa, acompañados por el gobernador Héctor Astudillo Flores, ofrecieron una conferencia de prensa en la sala de espera de la aeropista de Chilpancingo, en donde el director del IMSS puntualizó que en Guerrero como en Oaxaca se han registrado que la esperanza de vida es menor a 75 años, y que ésta no se debe a enfermedades crónicas como en el resto del país, sino a enfermedades agudas como las respiratorias y estomacales.

“Las causa de mortalidad siguen siendo las enfermedades agudas y la muerte materna, esa es la razón por la cual el IMSS hoy está entregando cuatro unidades equipadas, para atacar esa problemática, que debemos dejar atrás”, señaló.

Arriola Peñalosa explicó que con el programa IMSS Prospera se busca mejorar las condiciones de salud de la población de las cuatro comunidades que fueron beneficiadas con la construcción de las unidades medicas rurales.

“La esperanza de vida en la Montaña de Guerrero es más baja y las causas de mortalidad son enfermedades agudas”, subrayó.

Comentó que con este programa se busca beneficiar a todas las comunidades lejanas, aunque cuenten con una población menor a los mil habitantes, porque el objetivo es bajar la incidencia en la mortandad.

Dijo que para evitar una situación de inseguridad que afecte a los médicos y enfermeras que operaran en las nuevas unidades, fueron contratados personal de la misma región, quienes además hablan la lengua natural, y reafirmó que en IMSS Prospera no se ha registrado deserción por parte de personal en zonas con inseguridad.

También sobre la falta de incentivos hacia este personal de salud para irse a trabajar a la región de la Montaña, el funcionario evadió contestar y sólo reforzó que se está mandando a personal que de atención de primer nivel, y en necesidad de una atención mas especializada serán transferidos a unidades con mayor capacidad.

Arriola Peñalosa detalló que en el estado cuentan con 700 mil derechohabientes, y que para este año se han invertido hasta 173 millones de pesos, mientras que en unidades móviles se realizó una inversión de 74 millones de pesos.

El IMSS invirtió en la obra de construcción de Xiolotlancingo 12 millones 100 mil pesos, mientras en equipo 2 millones 900 mil pesos, para una población de 3 mil 700 personas, similar al caso de San Marcos y Dos Ríos, mientras que en la comunidad El Paraíso  se invirtieron en la obra 6 millones 500 mil pesos, en equipamiento 660 mil pesos para una población de 4 mil 344 personas.

Por su parte la Directora de Cdi, Nuvia Mayorga Delgado, recordó que el proyecto para mejorar la salud en las regiones indígenas del estado, se dio bajo la firma del convenio entre las dos instituciones, para equipar las unidades más allá de una atención inmediata.

“Esto es en conjunto ya que se mezclan recursos, la Cdi pone la infraestructura y el equipamiento de estas clínicas, que ayudarán a la población indígena y el seguro social se encargará de por vida de mantenerlas y esto ayuda mucho a la población”, agregó.

La funcionaria federal detalló que la construcción de la casa del niño indígena fue creada con el objetivo de bajar los niveles de deserción escolar, ya que muchos estudiantes asisten a escuelas de otras comunidades y el regreso a sus casas implica un viaje muy largo.

El gobernador enfatizó que con este apoyo realizado por el gobierno federal, se busca mejorar la atención a la población de esta región, principalmente para las comunidades indígenas del estado.

Señaló que se esta dando una gran cercanía médica para la atención de mujeres que darán a luz, por lo que el próximo lunes se incorporarán siete unidades médicas más que son camiones que llevan médico, medicamento y un consultorio.

 

 

 

 

 

 


Fuente: El Sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *