Amenazan de muerte a paramédicas abusadas sexualmente en la Cruz Roja de Acapulco

El administrador de la Cruz Roja en Acapulco, Ricardo Ocampo Uribe, amenazó con hacer daño a familiares o con denunciar por difamación a las jovencitas paramédicas que han sido abusadas sexualmente por el jefe de paramédicos, Alfredo Anzo Barrios, al enterarse que una de las niñas ha interpuesto una denuncia ante la agencia especializada en delitos sexuales y violencia intrafamiliar, bajo la carpeta de investigación 170/2017, presentada el domingo pasado.

Luego que se enteró que una de las niñas abusadas, de al menos tres casos, decidió no guardar silencio y acudir a las autoridades, el administrador de la Cruz Roja  hizo llegar a sus oficinas a la madre de la víctima “para llegar a un arreglo” directamente con la directora de la Cruz Roja, Susana Palazuelos. Las víctimas harían entrega a la señora Palazuelos de una copia de la denuncia interpuesta ante las autoridades así como una copia de las cartas entregadas al señor Ocampo Uribe en donde le pedían ayuda ante los abusos, pero la distinguida señora jamás llegó a la cita por lo que decidieron retirarse del lugar, no sin antes recibir las amenazas del administrador quien les dijo que “mejor cálmense porque no quiero que les pase nada a ustedes o a alguno de sus familiares, ya saben cómo está la violencia en Acapulco”.

Como informó oportunamente Síntesis de Guerrero, al menos tres casos de abuso sexual habrían sido denunciados ante el administrador de la Cruz Roja en Acapulco, Ricardo Ocampo Uribe, en contra del jefe de paramédicos, Alfredo Anzo Barrios, y todas fueron ocultadas hasta que una de ellas ha llegado a la Fiscalía General de Guerrero y ha destapado un entramado de intentos de violaciones en contra de mujeres que prestan sus servicio profesional en un lugar donde se supone se salvan vidas humanas, y que han sido encubiertas por el administrador estatal.

Copias de las denuncias escritas entregadas al administrador de la Cruz Roja obran en poder de Síntesis de Guerrero. Los nombres de las mujeres que han sido abusadas no las haremos públicas para evitar revictimizar a quienes ya han sufrido a manos de insanos sujetos. En las tres se explica que al momento de concluir con el curso para ejercer como paramédico las aspirantes deben cumplir un periodo de servicio social en la institución, sin pago alguno.

Es en ese instante, entre la conclusión del curso y el inicio del servicio social, cuando las tres mujeres han sido encerradas en ambulancias de la institución para ser abusadas por el jefe de brigadistas, Alfredo Anzo Barrios.

Las tres mujeres valientes enviaron un escrito al administrador, denunciando el hecho y confiando en que éste se pondría en contacto con las autoridades y le aplicarían un correctivo al abusador. Nada de ello sucedió. Por lo contrario.

El señor Ocampo Uribe aplicó la misma fórmula en las tres denuncias. Se entrevistó con cada una de las mujeres y les prometió que él aplicaría un correctivo al abusador pero que, por favor, ni acudiesen ni a la autoridad ni hicieran público el penoso asunto. Una de las víctimas tiene una grabación con la plática sostenida con éste personaje y en ella se escucha que les pide no denunciar.  “Me dijo que no comentara nada con nadie, que no dijera nada, que él no quería ningún escándalo, que después él vería que hacía con el abusador”, dijo una de las víctimas.

Consultados al respecto algunos paramédicos han comentado que los tres no son los únicos casos y que el jefe de brigadas ha intentado abusar de otras mujeres que han decidido guardar silencio luego de hablar con el administrador.

La denuncia de una de las víctimas se ha interpuesto en la agencia especializada en delitos sexuales y, hasta ahora, ha destapado que tres mujeres se quejaron del abuso y no fueron escuchadas por el administrador de la Cruz Roja en Acapulco.

La víctima de éste penoso caso hará una ampliación a su denuncia. Ésta vez agregará la de amenazas de muerte e intimidación en contra del encubridor de los abusos sexuales.

 

 

 

 

 


Fuente: Síntesis de Guerrero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *