Matan a un taxista en Taxco; otra vez fueron hombres armados en motocicleta

La tarde de ayer hombres armados a bordo de una motocicleta ejecutaron a balazos a un taxista el barrio de La Mulata cerca de la carretera federal México-Acapulco en la salida hacia Cuernavaca, en la cabecera municipal de Taxco.

La tarde del martes, hombres armados y también en motocicleta mataron a un joven albañil de 20 años que trabajaba en la remodelación de una carnicería en dicha cabecera municipal.

En lo que va del año 18 personas han sido ejecutadas a balazos en distintos hechos en el municipio de Taxco, según un recuento de las notas periodísticas publicadas en El Sur.

En reportes dados a conocer por fuentes consultadas minutos después de la 1:30 de la tarde de ayer, se dio a conocer que en el ataque también había muerto un guía de turistas no acreditado pero por la tarde por medio de reportes oficiales sólo se confirmó el asesinato a balazos del taxista Rubén Domínguez Salazar de 50 años.

Según información de fuentes de Seguridad Pública estatal, minutos después de la 1:30 de la tarde fue reportado al número de emergencias 911 un ataque a balazos a un taxista, en el sitio de dicho barrio, cerca de la entrada al hotel Monte Taxco, a corta distancia de la carretera federal México-Acapulco.

Policías estatales, municipales y soldados del Ejército localizaron en el lugar un taxi Sedan con número 29 que tenía impactos de bala en su carrocería y en el asiento del volante estaba asesinado de siete balazos en la cabeza y diferentes partes del cuerpo el chofer quien identificado por una credencial.

Después de que la zona fue asegurada y acordonada por soldados y policías, agentes del Ministerio Público (MP) y peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) se hicieron cargo de las diligencias. En el lugar fueron asegurados casquillos percutidos, al parecer calibre .9 milímetros.

Testigos de los hechos sólo dieron a conocer a las autoridades que dos jóvenes a bordo de una motocicleta llegaron al taxista y sin decir ninguna palabra lo atacaron a balazos, y tras confirmar que estaba muerto huyeron del lugar sin que nadie intentara detenerlos.

Cerca de las 4 de la tarde, al concluir las diligencias, el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de esta ciudad de Iguala.

 

 

 

 


Fuente: El Sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *