Bloquean 4 horas carretera México – Acapulco por salida de policías

Por cuatro horas, policías comunitarios, transportistas y pobladores de la localidad de Petaquillas, Chilpancingo, bloquearon la carretera federal México – Acapulco al denunciar abusos de autoridad de la policía estatal y Ejército Mexicano.

Desde las 14:30 horas de ayer, los diversos sectores de esa ciudad se apostaron sobre la vía federal de comunicación entre la colonia la Cinca y fraccionamiento Río Azul y con el apoyo de unidades de transporte público bloquearon los cuatro carriles.

“Nosotros queremos que se vayan de aquí por que andan intimidando a la gente. Queremos que las policías respeten la zona comunitaria”, señaló Mario Flores, comisario de ese poblado.

Y es que, a pesar de que Petaquillas no ha formalizado unión entre grupos comunitarios, sí cuenta con pobladores que realizan labores de seguridad en la zona.

El comisario reconoció que el poblado no confía en las autoridades de seguridad pública como la policía estatal y el Ejército, y recordó que durante el conflicto de grupos en esa localidad, la autoridad “jamás intervino”.

La acción que detonó la molestia de la población, según Mario Flores, fue hace cuatro días cuando persona del Ejército realizó operativos en la noche con abuso de autoridad por los que exigieron la salida de las corporaciones.

“Ya hablamos con el secretario de la preventiva de Chilpancingo y dijo que harían una llamada para atender nuestro problema y nunca nos dijo nada por lo que decidimos bloquear.

Durante cuatro horas, cientos de automóviles quedaron varados en las vías de comunicación federal y usuarios del servicio público tuvieron que caminar cientos de metros para llegar a sus destinos.

El grupo de transportistas, relacionados con Servando de Jesús Salgado Guzmán y comunitarios relacionados con un grupo delictivo de Quechultenango, continúan hasta el momento con la actividad de protesta.

Cabe recordar que en 2014, policías del FUSDEG tomaron Petaquillas para evitar el trasiego de droga en la zona y recientemente fueron exiliados de los pueblos de Chilpancingo y Ocotito por la UPOEG junto con habitantes de la Sierra.

 

 

 

 

 


Fuente: Bajo Palabra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *