Multas y detenciones a quienes tiren basura en la calle, advierte Leyva Mena

Los responsables de la alerta emergente sanitaria que emitió la Secretaría de Salud por la basura en Chilpancingo, son los recolectores particulares de La basura jefa, justificó el alcalde priista, Marco Antonio Leyva Mena.

En conferencia de prensa, el edil también advirtió con aplicar la ley a los recolectores, así como multar y detener a quienes sean sorprendidos tirando la basura en la calle.

En medio de la crisis por la basura en la ciudad, este viernes Leyva Mena ofreció la conferencia de prensa en el ayuntamiento, en donde aseguró que será en cuestión de horas para que la basura de la capital sea depositada en Zumpango, aunque dijo se abrirá otro sitio para los recolectores particulares.

“Toda persona que sea sorprenda tirando basura en la calle se le aplicará la ley de acuerdo con la reglamentación administrativa, como falta administrativa, y no esta privado de que cualquier momento pueda inclusive darle una sanción de manera inmediata”, dijo.

Las sanciones para las personas que sean sorprendidas tirando la basura en la calle serán entre los mil a tres mil pesos, y en la privación  de la libertad hasta que no pague la multa. Para lo cual, dijo, giró instrucciones al Secretario de Seguridad Pública, al secretario general del ayuntamiento, y al titular de Gobernación.

Al edil se le preguntó si habrá sanciones también para los recolectores de basura particulares conocidos como La basura jefa, quienes durante tres días estacionaron cerca de 100 camionetas en el zócalo cargadas de desesechos, a lo cual dijo que no era ningún represor, pero le gustaba aplicar la ley.

“Cometieron una falta, yo no soy ningún represor, pero si me gusta aplicar la ley, y la falta que ellos tuvieron en generar una situación de una emergencia sanitaria tiene que estar prevista en la ley, tenemos que ver  que prevé  la ley para sancionar”.

En la conferencia Leyva Mena volvió a responsabilizar al alcalde de Tixtla Hossein Nabor Guillén del problema de la basura en la capital, pues dijo que si no hubiera partirizado el tema, el problema se habría resuelto desde abril.

“Que si no hubiera habido ningún problema con el presidente municipal de Tixtla, que lo puedo decir hoy  de manera abierta y contundente partirizó el tema (…) nos cerró la posibilidad como gobierno de ese asunto de Matlalapa (donde el Ayuntamiento de Chilpancingo había construido una celda emergente) hubiera estado resulto desde abril del año pasado”, sostuvo.

Y pidió a quienes lo criticaron por el problema de la basura, que acudan a Tixtla para ver las condiciones en las que tiene su basurero.

El edil reconoció que el predio de Las antenas donde actualmente se tira basura es propiedad de su padre, y es un tiradero clandestino, pero dijo es una cuestión de emergencia, y tenían que actuar para el problema no se agravara.

“Si son terreno de mi papá, es un asunto de emergencia, nosotros teníamos que tener algún lugar específico, y no dejarla en la ciudad.  Se está cuidando  todos los elementos para no contaminar el  medio ambiente  ni el suelo, y vamos a tener todas la rehabilitaciones necesaria”.

Argumentó que dicho predio ubicado al oriente de la capital será de manera temporal “para que en un término de cuantas horas se puede abrir de manera sistemática, ordenada  la parte de Eduardo Neri (Zumpango), y podamos tirar la basura en ese lugar”.

Sin embargo, aclaró que en dicho lugar sólo tirarán la basura los camiones recolectores del municipio, mientras que el servicio particulares conocidos como La basura jefa, se les habilitará otro sitio que mismos recolectores le rentarán al Ayuntamiento.

Dónde los pepenadores podrán realizar su trabajo, y posteriormente los desechos serán llevados al basurero de Zumpango.

Leyva Mena dijo que hasta el momento desconoce cuánto le cobrarán por  la renta del predio, y no precisó dónde estará.

Dijo también que iniciarán la regularización de 160 camionetas recolectoras de basuras particulares que dan servicio en la ciudad.

El día miércoles la Secretaría de Salud emitió una alerta sanitaria en la capital, luego de que cerca de 100 camiones cargados con desechos se estacionaran en el zócalo.

El día de jueves dicha alerta fue levantada, sin embargo, en las calles se siguen registrando la acumulación de basura, principalmente en el centro de la ciudad.

 

 

 

 


Fuente: Bajo Palabra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *