Gasolinera de Acapulco fue tomada de manera simbólica ante gasolinazo

Aunque habían advertido iniciar movilizaciones hasta el 1 de enero, militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), protestaron ante el incremento del combustible plantándose por unos minutos en la gasolinera de la glorieta de La Diana, en plena franja turística de Acapulco.

Encabezados por el líder estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, al menos 80 perredistas e integrantes de organizaciones sociales decidieron iniciar desde este viernes las protestas en rechazo al incremento de la gasolina, que anunció la Secretaría de Hacienda, misma que se dará de forma gradual en los próximos meses.

Además, por algunos minutos impidieron el paso de automovilistas a cargar combustible en esa gasolinera.

Celestino Cesáreo dijo que el incremento a las gasolinas es un duro golpe a la economía familiar, y que afectará más allá de los colores partidistas.

“El PRD está llamando a la sociedad a organizarse unidos y revertir este golpe a la economía”, pidió.

También participaron en la protesta Nemecio Soberanis, dirigente del Frente Democrático por la Salud y Eloy Cisneros Guillén, integrante de la organización Por México Hoy.

Nemecio Soberanis por su parte, asumió que con el “gasolinazo” no será como mejore la economía en el país sino con la disminución de la corrupción entre los funcionarios públicos de todos los partidos.

Finalmente, Eloy Cisneros  exigió que el presidente, Enrique Peña Nieto, revire el aumento “criminal”.

“Peña Nieto ha traicionado al pueblo y a la soberanía nacional. Anunció que no iba a haber otro gasolinazo; sin embargo, han estado al orden del día por eso demandamos que ni un centavo más al aumento a la gasolina”, señaló.

También exigieron que el Congreso de haga juicio político al presidente por “las traiciones” contra el pueblo.

Con bocinas, los manifestantes informaron a los usuarios de la gasolinera que era una protesta pacífica. Entre las pancartas se lee: “Peña traidor, rechazo total al aumento de la gasolina”.

 

 

 

 


Fuente: Bajo Palabra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *