Inician huelga de hambre regidores de Apago; exigen destitución de alcaldesa

Regidores y pobladores del municipio de Mártir de Cuilapa (Apango), iniciaron desde este lunes una huelga de hambre en el exterior de la Auditoría General del Estado (AGE), en Chilpancingo, luego de que la dependencia les negara la documentación de las presuntas pruebas de los malos manejos de recursos públicos de la alcaldesa, Felícitas Muñoz Gómez.

La protesta también es en contra del Congreso local, quien determinó como improcedente la solicitud de juicio político en contra de la alcaldesa del partido Movimiento Ciudadano, acusada de corrupción y nepotismo.

“El motivo de esta huelga de hambre es porque desde el 2 de agosto nosotros solicitamos (a la AGE) documentación muy importante de la cuenta pública, de septiembre y diciembre 2015, donde hay facturas de las obras públicas, facturas de pago a salario a los regidores, de compras que hizo el Ayuntamiento”, denunció el síndico procurador, Benito Sánchez Ayala.

En entrevista en el campamento que instalaron en la entrada principal de la AGE, Sánchez Ayala, dijo que dicha documentación es parte de las pruebas que ellos necesitan contra Muñoz Gómez, y los mal manejos de los recursos que ha realizado durante la administración.

Las facturas de compras, dijo, se encuentran alteradas “por muy altos montos”.

“Por eso le solicitamos a la auditoria esa documentación para tener copias certificadas para el juicio que interpusimos contra la presidenta municipal, pero ya son tres meses y no tenemos respuesta de la AGE, por eso estamos plantados aquí, es una huelga de hambre indefinida, dependiendo de las condiciones que tengamos cada uno”, advirtió.

El síndico acusó, que el dictamen presentado el pasado 10 de noviembre, la Comisión de Examen Previo del Congreso local determinó como no procedente el juicio político contra la alcaldesa: “fue hecho a modo y al vapor”.

“El dictamen fue a modo, sin consultar las pruebas que nosotros en algún momento emitimos, la visita que fueron hacer los diputados en algún momento a Apango. Fue un dictamen hecho a modo, hecho al vapor, porque no se consideraron muchos elementos”, recalcó.

Por lo que los ediles y pobladores de Apango no descartaron llevar la huelga de hambre hasta las instalaciones del Congreso local, para exigir la destitución de la alcaldesa.

Además del síndico procurador, en la huelga de hambre participan, la regidora, Edelmira del Moral Miranda, María del Rosario García, y el regidor Humberto Palacio Celino, y un grupo de pobladores.

A unos metros de la AGE, el coordinador de los diputado de Movimiento Ciudadano en el Congreso local, Ricardo Mejía Berdeja ofreció una conferencia de prensa, hasta donde llegaron pobladores de Apango, y los acusaron de ser corruptos por apoyar a la alcaldesa.

El grupo de por lo menos 10 personas, portaba cartulinas en las que se leía: “Auditoria y Congreso protección de presidenta corrupta”. “Los corruptos de Guerrero: Luis Walton, Ricardo Mejía, y Felicita Muñoz”. “Felicita no mereces regresar a Apango”.

La protesta se generó minutos antes de que concluyera la conferencia de prensa, sin que se registrara ningún incidente.

En la conferencia de prensa participó también, el diputado Silvano Blanco de Deaquino, y fue para dar a conocer que el Juzgado de Distrito Décimo con sede en Chilpancingo, les dio entrada a un amparo que presentaron para que en el pleno del Congreso se pueda discutir las reservas que los legisladores consideren hacer al presupuesto de Egresos del estado, pueda abrirse la discusión en el pleno.

“El amparo que presentamos es para que cuando venga a la discusión del presupuesto  podamos presentar nuestras reservas (…) no más puedo decir estoy a favor o estoy en contra, el amparo que presentamos es para que se abra la discusión en el pleno del congreso”, dijo Mejía Berdeja.

Pobladores y ediles de Apango mantienen desde hace seis meses tomado el Ayuntamiento en rechazo a la alcaldesa, y en exigencia a las autoridades su destitución, debido a los malos manejos de los recurso del municipio.

 

 

 

 


Fuente: Bajo Palabra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *