Trabajadores del sector Salud marchan en Acapulco en protesta contra la inseguridad

Para exigir mayor seguridad en sus centros de trabajo y en protesta por la reforma a la Ley de Salud, la que consideran atenta contra sus derechos laborales, trabajadores del sector salud marcharon este domingo en distintas ciudades de la entidad.

Las movilizaciones fueron en el marco de conmemoración del Día del Médico, donde pidieron que las autoridades garanticen la seguridad en clínicas y hospitales, pues durante los últimos meses se han multiplicado los ataques en contra de su personal, sobre todo en las áreas de urgencias y en los centros de salud.

En Acapulco, unos 120 trabajadores, entre médicos, enfermeras y personal administrativo, marcharon desde el Asta Bandera (playa Papagayo) a la glorieta de la Diana Cazadora.

Los agremiados a la Federación de Colegios Médicos del estado de Guerrero denunciaron que durante los últimos cinco años han muerto al menos siete doctores, en hechos vinculados con la delincuencia organizada.

Manifestaron también su rechazo total a la reforma de la Ley de Salud, porque aseguran que atenta directamente contra sus derechos labores, y del mismo modo pidieron que se detenga el desmantelamiento de las instituciones de salud y que se mejoren sus condiciones laborales.

Otra de sus demandas fue justicia para los familiares de Adela Rivas Obé, doctora del IMSS que fuera asesinada en Zihuatanejo en días pasados, tras ser secuestrada con lujo de violencia cuando salía de su centro de trabajo.

En Chilpancingo, igualmente realizaron protestas para exigir seguridad y se derogue la Ley Federal de Salud, así como una investigación a fondo en el caso de la doctora asesinada en Zihuatanejo.

El médico de la clínica del ISSSTE de Chilpancingo, Javier Merino, rechazó la versión de la Fiscalía General del Estado en el sentido de que el asesinato de la doctora fue por problemas pasionales.

“La compañera estaba realizando una investigación de la corrupción qué hay en esta clínica del IMSS y es la línea que deben de investigar”, señaló.

El médico hizo un llamado a sus compañeros y a la sociedad a que se movilice para exigir la derogación de la reforma a la Ley de Salud que, según él, es para privatizar los servicios de salud.

Para eso cuestionó que la propuesta de presupuesto que envió al Congreso de la Unión el presidente Enrique Peña Nieto contempla una reducción de más de siete mil millones de gasto al sector salud en el 2017, mientras que a la oficinas de la Presidencia se le considera una aumento de más de 400 millones de pesos.

Javier Merino denunció que en el caso de la clínica del ISSSTE de esta ciudad, hace falta más personal médico y mejores instalaciones, además de material médico.

“Cómo es posible que cada médico podamos atender a cuatro y a cinco pacientes”, afirmó.

Asimismo, la trabajadora de la Secretaría de Salud, Erika Salgado, exigió a las autoridades que a todo el personal médico que labora en los hospitales, centros de salud y hospitales básicos comunitarios se les brinden medidas de seguridad.

“No tenemos ninguna seguridad y aquí en Chilpancingo muchos compañeros han sido amenazados y extorsionados”, denunció.

Por su parte en Atoyac de Álvarez, familiares y trabajadores de la salud realizaron una marcha por las calles principales de esta ciudad de la Costa Grande, en donde exigieron a los tres órdenes de gobierno más seguridad para poder realizar su labor.

Igualmente se pronunciaron demandaron el esclarecimiento de la doctora oriunda de este municipio, Adela Rivas Obé, quien fue regidora por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y se distinguió, aseguraron, por ser consecuente con su formación de izquierda y apoyar siempre a la gente más pobre de la zona.

 

 

 

 


Fuente: Agencia IRZA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *