Escuela prohíbe llevar desayunos en Petatlán

Directivos y profesores de la escuela primaria Justo Sierra han prohibido a los menores que consuman alimentos externos al plantel, para obligarlos a comprar lo que se vende en la cooperativa escolar.

De acuerdo con los padres de familia, el miércoles de la semana pasada se tuvo reunión general con el director y se acordó que se permitiría el paso de los alimentos por una ventana; sin embargo, el director cambió de opinión al reunirse con los profesores el viernes, por lo que este lunes ya no se permitió que los niños llevaran alimentos.

En esa escuela hay una niña de cuarto año que el ciclo escolar pasado se fracturó las piernas y aún no está en condiciones de salir al recreo, por lo que se le complica el hecho de no poder llevar sus alimentos o que su mamá le lleve de comer.

Los padres optaron por declarar bajo el anonimato porque temen que la situación empeore para los menores; informaron que han amenazado a los niños con que si llevan alimentos los llevarán a la dirección.

También advirtieron a los padres que colocarán una malla en la parte de abajo del portón para que no se les puedan entregar los alimentos a los menores.

Una madre informó que los profesores buscan el beneficio de la conserje de nombre Fátima, quien este ciclo escolar se hace cargo de la cooperativa por la que tiene que pagar al menos 500 pesos diarios, de los cuales 40 por ciento quedan para el plantel.

La mañana de este miércoles los padres lanzaron los alimentos a los menores a manera de protesta, durante el receso que es de 10:30 a 11 de la mañana; se dijeron inconformes porque a veces no tiene dinero para que los niños compren por lo que la medida tomada este ciclo escolar les afectará severamente.

La escuela está ubicada en la colonia Vicente Guerrero, sobre la calle Mariano Matamoros.

 

 

 

 


Fuente: Bajo Palabra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *