Delegación de Sagarpa cumple dos días cerrada

Los campesinos afiliados a la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA,) quienes protestaron el pasado martes en las oficinas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), mantienen “tomado” el edificio delegacional.

Se trata de campesinos provenientes de las siete regiones del estado, quienes desde la mañana del martes se instalaron en el acceso principal a las oficinas federales para exigir la entrega de apoyos productivos para el campo.

Entre las demandas sobresalen: tractores, sistemas de riego y fertilizante. Aseguraron que en algunos municipios como Quechultenango y Mochitlán, los alcaldes se los vendieron cuando son programas de gobierno que deberían ser gratuitos.

Presteguin Aguirre Nicanor, es uno de los dirigentes y encabeza a casi cien personas que se instalaron en plantón indefinido.

Pidieron que los atendiera el delegado, Mateo Aguirre Arizmendi, pero ante la falta de acuerdos el martes, este miércoles continuaron con el plantón, amagando con no retirarse hasta obtener respuestas favorables a sus demandas.

Exigen la entrega de más de mil paquetes del Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (Pimaf), así como tractores y sistemas de riego, fertilizante y demás productos para mejorar la producción de frijol, maíz, calabaza y hortalizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *