Toman normalistas y cetegistas la caseta Palo Blanco

Padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, iniciaron este martes una nueva jornada de movilizaciones, previo a cumplirse dos años de la masacre en la ciudad de Iguala, el próximo 26 y 27 de septiembre.

Ahí, dieron a conocer en voz de Felipe de la Cruz, que no volverán a reunirse con ninguna autoridad federal hasta que se entreguen los resultados sobre la investigación “si es que realmente se está investigando” a Tomás Zerón, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR).

El vocero comentó que en el último encuentro con la procuradora, Arely Gómez el pasado 18 de agosto, se les informó que el subsecretario de Derechos Humanos, de esta dependencia, Ever Omar Betanzos, estaba llevando a cabo las investigaciones, por probables irregularidades en la investigación del caso, por haber ‘sembrado’ pruebas en el Río San Juan.

Para los padres de los 43, la única esperanza de llegar a la verdad, sobre el paradero de los jóvenes, es la puesta en marcha del Nuevo Mecanismo de Seguimiento a la Investigación que realizó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) ordenado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Este martes los padres de los 43, acompañados por un grupo de 100 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y maestros cetegistas, ‘tomaron’ la caseta de cobro de la Autopista del Sol a la altura del poblado de Palo Blanco, donde destruyeron equipo de cómputo y cámaras de videovigilancia, ‘botearon’ e informar sobre las acciones a realizar en esta nueva jornada de lucha.

Sin embargo la acción fue frustrada por la Policía Federal, que desplegó más de mil elementos con equipo antimotines; los policías arribaron a la caseta apenas 15 minutos después de la llegada de los manifestantes, y desde el punto conocido como “El Parador del Marqués”, desviaron la circulación hacia la carretera federal.

La misma acción ejecutó la PF en el crucero de Tierra Colorada, para evitar que los automovilistas cooperaran al movimiento de Ayotzinapa, mientras que los vehículos que ya estaban por llegar a la caseta fueron retenidos durante varias horas.

En la plaza de cobro, los estudiantes y padres estuvieron por más de dos horas, aunque no pasaban autos, mientras que la PF se mantuvo a la distancia, a bordo de 20 autobuses, 10 patrullas tipo pick up y cuatro de la Policía del Sector Caminos.

Los normalistas realizaron pintas en el muro de plástico que divide los carriles de esta carretera, rompieron algunas plumas y cámaras de vigilancia, sin que se registrara confrontación alguna con los elementos policiacos.

Pasadas las 14:00 horas, los padres de los 43 y los normalistas se retiraron, dejando libre la caseta, y posteriormente se plantaron algunos minutos en la salida norte de Chilpancingo, instalaron un punto de boteo por espacio de 15 minutos y se retiraron a la Normal.

Esta semana inició una Jornada de Lucha, a punto de cumplirse dos años de la desaparición de los estudiantes, por lo que se esperan protestas durante toda la semana, hasta el próximo 27 de septiembre, que culminarán en la ciudad de Iguala.

El sábado 24, una representación de los padres, estarán en el evento de entrega de la Presea “Sentimientos del Pueblo” que organiza la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG) en Chilpancingo, que está ocasión será otorgada a la periodista Carmen Aristegui.

El 26, se espera una movilización masiva en la Ciudad de México, a la vez se llevarán a cabo protestas en las siete regiones del estado de Guerrero y una no de menor importancia en Cancún, Quintana Roo, para culminar esta Jornada el 27 en Iguala de la Independencia.

 

 

 


Fuente: El Sol de Chilpancingo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *