Daña construcción e imágenes antiguas ayuntamiento de Atlixtac

Pobladores del municipio de Atlixtac señalan al alcalde, Marcelino Ruiz Esteban de haber iniciado la remodelación a la parroquia de San Juan Bautista, sin notificar y solicitar permiso al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Esa parroquia está catalogada como monumento histórico, y de acuerdo con los habitantes de la zona esas obras han dañado la infraestructura del edificio e imágenes pictóricas elaboradas por frailes evangelizadores que hubo en la región.

Los pobladores denunciaron que el alcalde, junto con el delegado municipal decidieron, sin consultar a las autoridades correspondientes, derribar lo que era el altar de la parroquia, provocando la destrucción del patrimonio histórico-cultural del municipio de Atlixtac.

Vecinos de la cabecera municipal, quienes solicitaron el anonimato, aseguraron que el alcalde, Marcelino Ruiz estaría buscando “algo”, y que se encontraron restos óseos.

Una fuente confirmó que personal del INAH en Guerrero negó que se le haya informado de tales obras.

La Montaña, es una región del estado de Guerrero en donde se han encontrado importantes vestigios prehispánicos, aunque no ha sido considerada como una zona prioritaria.

Para las obras en la parroquia se necesitaba un permiso avalado por el INAH Guerrero, y el cual nunca fue solicitado, por lo que se violaron las leyes de protección y cuidado de las zonas históricas y arqueológicas del territorio mexicano.

Incluso, de haberse autorizado, tendrían que haber sido bajo la supervisión del INAH para no afectar dicho patrimonio, y con un trabajo previo de investigación, incluidos planos elaborados por especialistas en zonas históricas y arqueológicas.

 

 

 


Fuente: Bajo Palabra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *