Indígenas defraudados por Sofío Ramírez toman en protesta la caseta de Palo Blanco

Mujeres indígenas de las regiones Costa Chica y Montaña tomaron la caseta de Palo Blanco, sobre la Autopista del Sol, para denunciar que 18 mil personas fueron víctimas de fraude por parte del senador priísta Sofío Ramírez Hernández, quien les prometió viviendas y una tarjeta de ayuda mensual.

Cerca de las 10:00 horas alrededor de 80 manifestantes llegaron a la caseta de cobro portando pancartas de protesta en contra del senador.

Afirmaron que hace un año y medio, Ramírez Hernández les prometió una tarjeta de ayuda de 800 pesos mensuales a 18 mil indígenas de los municipios de Ayutla, San Luis Acatlán, Copala, Igualapa, Azoyú, Florencio Villareal de la región de la Costa Chica y Acatepec e Iliatenco de la regional Montaña, entre otros.

Encabezada en su mayoría por las mujeres indígenas, la manifestación tuvo como punto principal el cumplimiento de estos beneficios que consistían en apoyo para viviendas y tarjetas de ayuda de 833 pesos mensuales.

Marco Pérez Ríos, uno de los manifestantes, indicó que el senador ha incumplido con estos compromisos y ante esta situación los comuneros acordaron realizar este tipo de acciones.

Los indígenas denunciaron que cada uno de los defraudados entregó al priísta a través de su asesor, César Alaín, 140 pesos, que estimaron asciende a unos 5 millones de pesos.

Destacaron que participaron como promotoras del voto del PRI a la gubernatura del estado en 13 municipios del estado, como Acapulco, Ometepec, San Luis Acatlán, Azoyú, Igualapa, Florencio Villarreal, Cuautepec, Acatepec y José Azueta.

Algunas de sus pancartas decían: “Exigir Justicia no es delito”, “Senador exigimos justicia”, “Queremos solución inmediata”, “Estamos indignadas por la corrupción”, entre otras.

Durante la protesta, las indígenas impidieron el cobro y, en cambio, solicitaron una cooperación de 50 pesos a los automovilistas.

La acción fue vigilada por elementos de la Policía Federal Sector Caminos.

 

 

 


Fuente: Agencia IRZA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *