Es oportuno emitir la alerta de género ante la violencia contra mujeres, dice el arzobispo

El arzobispo de la diócesis de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, dijo que será oportuno emitir la alerta de género para generar respuesta ante los hechos que resultan amenazantes para las mujeres.

En comunicado, Garfias Merlos explicó que las alertas son llamadas de atención para la prevención, la atención y responsabilidad de las autoridades y de la sociedad civil, ante una emergencia o una realidad amenazante y peligrosa.

Abundó que las alertas se han convertido en un tema controvertido, por las diferentes concepciones e interpretaciones que se les ha dado, cuando se han declarado en Guerrero, o cuando otros países las declaran, advirtiendo que hay riesgo o definitivamente es peligroso venir a México o a Guerrero.

Desde el 14 de este mes y hasta este domingo, seis mujeres fueron asesinadas, entre ellas una decapitada en distintas colonias de Acapulco.

El martes, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) entregará a la Alianza Feminista y al gobierno del estado el informe, las conclusiones y las recomendaciones del grupo de trabajo, que se integró para determinar el grado de violencia feminicida que existe en Guerrero, producto de una solicitud para que se declare la alerta por violencia de género en ocho municipios de la entidad.

Por otro lado, el arzobispo dijo que la alerta de viaje emitida por el gobierno de Canadá, representa un daño a la imagen de los destinos de Guerrero, pues la percepción que se tiene en muchas ocasiones está más allá de lo que en realidad pasa.

Añadió que la alerta habrá que entenderla como derivada de la percepción que se tiene en ese país, sobre la situación de violencia que se vive en Guerrero y particularmente en Acapulco.

Explicó que esta alerta de viaje, en la que el gobierno de Canadá pide a sus compatriotas no visitar o tener cuidado al acudir a alguno de los centros turísticos de la entidad, puede tener una connotación de prevención y de atención esmerada a la situación que vivimos. Antes también se había dado la misma alerta con las autoridades de Estados Unidos y de España.

Recalcó que es importante que todos comprendamos lo que significan las alertas y las comprendamos en su justo término, que ayuden a prevenir y a organizar para atender las emergencias y las situaciones críticas que nos exige la realidad.

Llamó la colaboración de todos, a las autoridades para implementar estrategias específicas de tipo preventivo y reactivo, a la sociedad civil para que colabore estrechamente con los diversos órdenes de gobierno.

Añadió también a los prestadores de servicios turísticos y la atención brindada a los visitantes, a los medios de comunicación para hacer una labor informativa responsable y sin tendencias; así también, desde las diversas instituciones es necesaria la propuesta, para generar alternativas que permitan promover una sociedad en paz.

El lunes, el gobierno canadiense sugirió a sus ciudadanos no viajar a Acapulco y advirtió en su más reciente actualización, que debido a los “altos niveles de actividad delictiva, así como manifestaciones, protestas y bloqueos en el país”, evitar los “viajes no esenciales”.

En otro tema, el arzobispo pidió a los maestros, en alusión a los miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), “pedimos a todos los involucrados que el regreso a clases se realice en paz, con gran participación y entusiasmo, pensando que cualquier planteamiento debe tener en el centro el futuro de los estudiantes y el mejoramiento de la educación de los jóvenes para lograr una mejor sociedad”.

“No es válido que se afecten los intereses de terceros. Los niños y jóvenes de éste y todos los estados, tienen derecho a recibir educación, una educación de calidad y que esté a la altura de las necesidades de los tiempos actuales”, puntualizó.

Afirmó que la educación es el camino correcto para combatir diversos problemas, pues a través de ella, los estudiantes tienen la oportunidad de aspirar a mejores condiciones de vida, a una mejor preparación y a una mayor competitividad.

Exhortó a los maestros, directivos, padres de familia y alumnos, a que estén conscientes de lo importante que es dar continuidad a los procesos educativos. “Recientemente en nuestro estado, hemos tenido diversas manifestaciones en contra de la reforma educativa”.

Informó que el próximo mes iniciarán los talleres de las Escuelas de Perdón y Reconciliación (Es.Pe.Re), que se trata de espacios comunitarios, en donde los participantes tienen la oportunidad de transformar de manera constructiva sus rencores, sus odios, sus deseos de venganza y reconvertirlos para bien.

Explicó que estos talleres forman parte del esfuerzo que la Arquidiócesis realiza para contribuir en la construcción de la paz, la necesidad de buscar un cambio y promover, por medio de una metodología específica, el apoyo a las víctimas de violencia y a victimarios para que reconstruyan su proyecto de vida.

 

 

 


Fuente: El Sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *