Avala el Consejo de Cultura de Acapulco los proyectos previamente seleccionados

El Consejo Municipal de Cultura se sumó a la propuesta de aprobar todos aquellos proyectos previamente seleccionados para el Programa de Otorgamiento de Apoyos a Proyectos Culturales 2016, aunque pareciera en principio que algunos fueran los mismos aprobados en la Secretaría de Cultura de Guerrero (Secultura) y su programa PazAporte.

Dichos proyectos fueron Tierra mágica: taller de cerámica, de Viviana Hernández Pezano; Construyendo sueños: taller de pintura, de Gerardo León Naranjo, y Notas recicladas, de Héctor Correa Maciel. Mientras tanto el proyecto Me llamo mar de Monserrat Bello Mendoza quedó descartado, pues aunque no pertenecía al grupo de los supuestamente duplicados, su creadora trabaja en el Ayuntamiento.

Por su parte, los titulares de los proyectos cuestionados calificaron como una falta de respeto por parte del Consejo el haberlos citado a explicar sus trabajos, mismos que aseguraron no tienen ningún problema, siendo la culpa de la Dirección de Cultura de Acapulco y su convocatoria ambigua que en sus bases no tenía restricciones.

Ayer y en una sesión extraordinaria en el Ayuntamiento y con la presencia de ocho consejeros de nueve, precisamente el director de Cultura, Julio Zenón Flores Salgado, aceptó que la convocatoria para el Programa de Otorgamiento de Apoyos a Proyectos Culturales de este año fue mal hecha a pesar de que dijo fue encargada “a una comisión por su experiencia”.

Ante ello, agregó, “debe respetarse lo estipulado en la convocatoria, si en ella no se menciona ningún impedimento para otorgar el apoyo al presentarse un mismo proyecto para dos convocatorias, el recurso debe entregarse” y propuso al Consejo que se aceptaran todos los proyectos que resaltó estaban en observación solamente.

“Lo que no está en la convocatoria no tiene por qué aplicarse”, añadió, y aunque no reveló los nombres ni de quienes elaboraron la convocatoria ni de quienes seleccionaron los proyectos, adelantó que habría de tomar medidas.

Desde el principio de la reunión, los consejeros aceptaron la ambiguedad de la convocatoria municipal y luego de escuchar los comentarios de los creadores titulares de los proyectos se hicieron algunas observaciones.

Mientras tanto, Héctor Correa Maciel, uno de los citados, lamentó la actitud inquisitoria del Consejo, al igual que Gerardo León Naranjo, otro de los citados, quien recordó que éste está para velar por los intereses de los artistas.

En ambos casos, señalaron como una falta de respeto el haberlos citado cuando el Consejo tiene la facultad de resolver los problemas sin poner a los creadores en una especie de silla para acusados; máxime, cuando se comprobó que los proyectos sólo son similares en nombre, disciplina y detalles (más no en lugar de aplicación y radio de acción) a los aprobados en la Secretaría de Cultura de Guerrero (Secultura) y su programa PazAporte.

Por otro lado y para terminar la reunión el Consejo en voz el consejero general Jesús Carranza, solicitó al director de Cultura presentar su programa de trabajo de este año, el proyecto del festival internacional de La Nao, así como la presencia del director de la Escuela de Iniciación Artística Acapulco, Luis Arturo Aguirre, para que dé cuenta al consejo sobre el funcionamiento de dicha escuela.

Del mismo modo, la presencia del presidente del patronato Domingo Soler, Javier Reyes Martínez para que dé a conocer sus actividades, aunque se le explicó que el patronato es una entidad particular que no depende del ayuntamiento.

La próxima sesión del Consejo Municipal de Cultura será el 20 de julio.

 

 


Fuente: El Sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *